Chávez reafirma que no apoya a las guerrillas colombianas

"¿Somos enemigos? No lo somos. ¿Hay algo personal? No hay nada personal y le dije: presidente, aquí está esta mano y mi corazón, que es de Colombia, porque yo amo a Colombia".

El presidente venezolano, Hugo Chávez, reveló hoy que en la reunión a puertas cerradas de ayer en la cumbre de Brasilia de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) les dijo a sus colegas que no apoya a guerrilleros y que se alegró de haber hablado con su par colombiano, Alvaro Uribe. "Yo lo comentaba ayer, de nuevo, con los presidentes: a mí pretenden acusarme de apoyar guerrillas o movimientos armados o terrorismo. `Mentira! En esa reunión a puertas cerradas dije que ojalá, aprovechando la firma de este tratado (de nacimiento de la Unasur), que estas reuniones sirvan para recuperar confianzas perdidas", manifestó. "No dije nombres, pero el mensaje era muy claro: para recuperar (...) afectos perdidos por causas de los planes del imperialismo, que es el que quiere ponernos a pelear a nosotros para evitar la unión", añadió en un acto de mejoramiento eléctrico cerca de la frontera con Colombia. Chávez añadió que en esa reunión, Uribe "hizo un gesto y yo ya había hecho" otro -no reveló cuáles-, y que finalizado el encuentro se encontraron y "nos dimos la mano y conversamos relajados". Tras preguntarse y responderse de inmediato: "¿Somos enemigos? No lo somos. ¿Hay algo personal? No hay nada personal", Chávez destacó que "fue una buena conversación. Me dio mucho gusto y le dije: presidente, aquí está esta mano y mi corazón, que es de Colombia, porque yo amo a Colombia". "Colombia es una nación hermana, y no solo hermana: Colombia es la misma nación, tenemos la misma cuna, el mismo padre, la misma madre. ¿Quién puede imaginarse una guerra entre soldados colombianos y soldados venezolanos si somos lo mismo, los hijos de Bolívar", añadió y explicó que "quería manifestar este sentimiento aquí, en tierra cercana a la Colombia hermana". El deterioro de las relaciones entre Caracas y Bogotá se remonta a finales del año pasado, cuando Uribe cesó a Chávez en la labor de mediador que le había encomendado para un canje humanitario de guerrilleros presos por secuestrados y prisioneros de la FARC. La crisis se ahondó con la operación militar del pasado 1 de marzo contra un campamento de las FARC en territorio de Ecuador, que Chávez ha repetido esta semana que se trató de un bombardeo de Estados Unidos secundado por tropas colombianas, sobre lo cual hoy se abstuvo de insistir. Tampoco hizo comentarios sobre la supuesta muerte del máximo líder de las FARC, Pedro Antonio Marín, más conocido como "Tirofijo", de la cual dieron cuenta hoy autoridades colombianas. Documentos que Bogotá dice haber encontrado en unas computadoras halladas en el campamento de las FARC bombardeado, supuestamente sostienen que Chávez ha entregado armas y dinero a ese grupo guerrillero, lo que el gobernante venezolano ha descartado. Recordó que Ernesto Samper, uno de los antecesores de Uribe, lo acusó en el pasado de dirigir una unidad guerrillera, pero que con posterioridad "él mismo ha reconocido que lo engañaron con supuestas cartas y computadoras" y que personalmente se disculpó ante él. Lo mismo dijo que sucedió con el ya fallecido ex presidente boliviano Hugo Bánzer, a quien le informaron de que Chávez había mandado al ex dirigente campesino y actual presidente Evo Morales "fusiles y millones de dólares para que lo tumbaran". "El general Bánzer me acusó injustamente y luego me pidió perdón, porque lo engañaron con papeles... el papel aguanta todo y con avances tecnológicos hacen montajes", añadió en aparente alusión a las computadoras atribuidas a las FARC.

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir