Uribe calificó como 'mezcla maldita' apoyos de sindicatos a la guerrilla

El presidente Alvaro Uribe se opuso una vez más a lo que calificó como una ‘mezcla maldita’ entre el sindicalismo y la guerrilla, al censurar en Nueva York el presunto apoyo que habrían ofrecido tres centrales obreras a los grupos guerrilleros, a través de la firma de un acta en Quito, Ecuador

El presidente Alvaro Uribe se opuso una vez más a lo que calificó como una ‘mezcla maldita’ entre el sindicalismo y la guerrilla, al censurar en Nueva York el presunto apoyo que habrían ofrecido tres centrales obreras a los grupos guerrilleros, a través de la firma de un acta en Quito, Ecuador.

Ante unos 20 mil colombianos residentes en esa ciudad, el mandatario también exigido otra vez a las Farc que entreguen los cuerpos de los 11 diputados asesinados, y volvió a solicitar a los miles de colombianos que viven en norteamérica que actúen como embajadores ante el Congreso de Estados Unidos para la aprobación del TLC.

Esta solicitud de apoyo también la hizo en su presentación en Hackensack New Jersey, donde se reunió con líderes colombianos de esta ciudad, cuyo alcalde es un paisa, Jorge Meneses.

Sobre el apoyo sindical a las guerrillas, Uribe dijo “eso no lo podemos permitir". El mandatario dijo "o se hace sindicalismo o se hace guerrilla pero esa mezcla maldita le hace mucho daño a Colombia”.

El presidente dio este discurso ante 20 mil colombianos en la Gran Manzana, quienes lo recibieron con calurosos gritos de emoción.

El concejal Hiram Monserrate, uno de los más influyentes en la comunidad latina de Nueva York, ofreció su apoyo a Uribe. “Señor presidente estoy ahí, estaré ahí siempre y que viva Colombia”, comentó el político con Caracol Radio.

Uribe recibió las llaves de la ciudad de Hackensack; almorzó con un plato colombiano en Queens; habló del TLC con Joseph Crowley, congresista neoyorquino en Washington; ratificó la creación de una banca de comercio para los colombianos en el exterior; agradeció un mensaje del alcalde Michael Bloomberg y se puso una gorra azul de la policía local, NYPD.

Cargando