Identifican un nuevo gen relacionado con el desarrollo del asma infantil

Un equipo internacional de científicos ha identificado un gen vinculado con el riesgo de desarrollar asma durante la infancia, lo que podría abrir el camino a nuevas terapias contra esta enfermedad respiratoria, publica hoy la revista científica británica "Nature".

Un equipo internacional de científicos ha identificado un gen vinculado con el riesgo de desarrollar asma durante la infancia, lo que podría abrir el camino a nuevas terapias contra esta enfermedad respiratoria, publica hoy la revista científica británica "Nature".

Coordinados por el científico William Cookson, del Imperial College London, los investigadores descubrieron que las variaciones en la expresión de un nuevo gen denominado ORMDL3 están asociadas al desarrollo del asma infantil.

Para la realización del estudio, los científicos compararon la composición genética de 994 pacientes afectados por asma infantil con la de 1.243 pacientes sin asma, para posteriormente buscar las mutaciones en los nucleótidos, los elementos de la molécula de ADN que configuran la información genética.

Después de comparar el ADN de los más de 2.000 niños, el equipo de científicos concluyó que los marcadores genéticos localizados sobre el cromosoma 17 tienen un importante efecto en el riesgo de desarrollar asma durante la infancia.

Además, descubrieron que estos marcadores alteran los niveles del ORMDL3, un nuevo gen que alcanza niveles más altos en las células sanguíneas de los niños con asma que en las de los demás.

Aunque aún son necesarias más investigaciones sobre este nuevo gen, los resultados del estudio sugieren que la versión alterada del gen descubierto incrementa el riesgo de desarrollar asma en un 60-70 por ciento.

Según Cookson, se trata del "mayor efecto genético", hasta ahora descubierto, que provoca el asma.

A pesar de que el asma infantil afecta al 10 por ciento de los niños en el mundo y ya es la enfermedad crónica más común entre los pequeños, aún se sabe poco de cómo la combinación de factores genéticos y medioambientales provoca esta enfermedad respiratoria.

Según los científicos británicos, franceses, alemanes, estadounidenses y austríacos que hicieron posible este estudio, la identificación del nuevo gen probablemente permitirá el desarrollo de nuevas terapias para combatir el asma.

"Confiamos en que hemos descubierto algo nuevo y apasionante sobre el asma infantil. El nuevo hallazgo no explica del todo lo que causa el asma, pero sí que proporciona nuevos datos del rompecabezas formado por factores genéticos y medioambientales que provoca la enfermedad", afirmó Miriam Moffatt, del Imperial College London.

Moffatt añadió que el equipo se centrará ahora en llevar a cabo más estudios para encontrar otros genes de efectos menores que, al vincularse con los factores medioambientales, puedan llegar a proteger a los niños de contraer asma.

"Nuestro objetivo final es ser capaces de prevenir la enfermedad en niños propensos a contraerla", subrayó Moffatt.

Cargando