Hora 20

¿Qué está pasando con la gobernabilidad en Medellín?

Panelistas analizaron el panorama político de la ciudad; creen que hay una mezcla de falta de experiencia y de diálogo entre la ciudad y la admon.

Descargar

Compartir

El código del iframe se ha copiado al portapapeles

En Hora 20 un programa para debatir qué está pasando Medellín, esto ante los recientes problemas de gobernabilidad; de división entre la case política y la empresarial; los errores que se han cometido desde la administración local y los rumbos que podría tomar ante la situación actual.

En 15 meses el panorama político, de gobernabilidad y de ciudad ha dado un giro de 180 grados en Medellín, pues la llegada de Daniel Quintero a la alcaldía de la segunda ciudad más grande e importante del país generó un remezón en las clases políticas, económicas y sociales de la ciudad. Quintero llegó a la alcaldía montado en una plataforma de candidato independiente, que no se casaba con ningún partido político, lo que llevó a derrotar al uribismo en su principal bastión, le sacó 10 puntos de ventaja a su contendor; con lo que se dio paso a una nueva forma de “esperanza” y de administrar la ciudad.

Hoy el panorama es completamente diferente, pues la ciudad ha estado inmersa en rencillas políticas; diferencias entre el gobierno local y la clase empresarial y la inestabilidad de los funcionarios públicos, pues estas diferencias quedaron plasmadas en una carta que se hizo pública este martes, la cual es firmada por 1.141 personas, en la que afirman que el alcalde “ha impulsado un proceso de desinformación, con una narrativa de confrontación que no corresponde a la verdad y desorienta a la ciudadanía”. Además, hacen un recuento de los importantes avances de la ciudad, el cual creen que es un capital “y no puede ser amenazado por un gobierno arbitrario y autoritario que desconoce nuestra historia.” Y terminan haciendo un llamado al alcalde que reflexione.

Lo que dicen los panelistas

Pascual Gaviria, periodista y miembro de la mesa de 10 AM en Caracol Radio, planteó que el clima de confrontación en la ciudad es permanente y que desde la alcaldía hay un ataque en el que se fue primero contra los estudiantes, después contra los medios y empresarios, en lo que cree es una narrativa fundada en la que todo está relacionado con la corrupción.

Señaló que en materia de gobernabilidad siempre hay acuerdos, pero que se debe identificar qué hay de distinto en estas alianzas políticas con respecto a la participación a su vez de los privados. De otro lado, dijo que el alcalde Quintero ha ido impulsando un sesgo anti-empresa, lo cual comenta, es algo que resulta vendedor.

Para Azucena Restrepo, presienta de ProAntioquia, aspectos como tener un alcalde que desde hace años vivía fuera de la ciudad, generó inquietudes sobre el conocimiento de los problemas de Medellín y las capacidades que tenía la ciudad. No obstante, dijo que lo que más ha generado desconcierto, han sido los contratos entregados a alianzas políticas en varias empresas e instituciones de la ciudad y que el problema actual no debe ser entendido como un problema entre el mandatario y los empresarios “este es un problema en el modo, en la gestión y cómo el alcalde le responde a la sociedad. Necesitamos decencia y transparencia, pero actuaciones y desaciertos atentan contra valores; esto tienen a la sociedad desconcertada y descompuesta”, concluyó.

Claudia Restrepo, rectora de la Universidad Eafit, señaló que la ciudad tiene un ambiente enrarecido ante una tradición en el que el ejercicio público y lo privado ha estado muy estrechos. Incluso, comentó que lo que ayudó a sacar a la ciudad de los momentos más complejos, fue el trabajo conjunto entre los distintos actores, por lo que asegura que la gobernanza, la transparencia y el buen gobierno son claves para sacar adelante a la ciudad.

Oswaldo León Gómez, exmiembro de la junta Directiva de EPM, y una de las personas que acompañó a Daniel Quintero en el empalme, contó que el distanciamiento inició cuando el alcalde planteaba unas cosas y era otras las que hacía, por lo que asegura que había una especie de doble agenda de cara al futuro de EPM.

Agregó que, en 16 meses de administración, el alcalde se sigue burlando de los ciudadanos al hacerse pasar por independiente, cuando mantiene acuerdos con la clase política tradicional, pues asegura que hay alianzas con personas cercanas al exgobernador Luis Pérez.

Santiago Ortega, ingeniero civil, periodista y Director de Emergente Energía Sostenible, señaló que la administración de Quintero tenía cosas valiosas en un inicio como el apoyo a los estudiantes; los avances en el metro; la continuación de parques del río o el concepto de la idea del Valle del Software, pero sostiene que con lo ocurrido con EPM se puede entender como un quiebre con la ciudad. Agregó que hay también una intencionalidad del alcalde de irse contra de todo lo anterior a su administración.

Por último, dijo que el puente para solucionar los problemas es que Quintero cumpla su promesa de campaña, tenga una junta idónea con un gerente idóneo que deje a la gente tranquila. Por lo que cree que arreglar el asunto de EPM puede ser un punto de quiebre para volver a arreglar la situación en la ciudad.

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir