FILBo

Filbo, libros y editoriales ¿En qué están durante la época de pandemia?

Expertos debaten qué significa trasladar la Filbo a redes sociales; la realidad de las librerías en el país y qué ocurrirá con la industria editorial.

En Hora 20 nos adentraremos en el mundo de los libros y de la Feria del Libro de Bogotá. De las transformaciones del evento por cuenta de una pandemia. De los retos en lo digital; de las implicaciones en lo económico. También hablaremos con las editoriales; escritores y expertos para analizar los cambios en el mundo de los libros durante esta pandemia.

Cada año por esta época Bogotá es una ciudad que huele a libros; plagada de literatura y con cientos de charlas que nos invitan a pensar en lo divino, en la ficción, en la realidad y en lo humano. Sin embargo, este año la Filbo no se pudo realizar de manera presencial ante la propagación del coronavirus, pero decidieron trasladar la Feria al mundo digital. Así como también paso con las ferias de Londres, Madrid, Bolonia y Salamanca.

El pasado 12 de marzo se anunció que la Filbo estaba suspendida ante las políticas de restricción de aglomeraciones; lo que representa la cancelación de uno de los eventos más grandes que tiene el país; el año pasado fueron 1.800 los escritores que asistieron, 600 mil espectadores; hubo 30 mil títulos disponibles y 1.700 eventos. Además, se estima que la feria puede llegar a mover hasta 50 mil millones de pesos, en una industria que mueve al año más de 900 mil millones de pesos.

Ante la cancelación, la Filbo decidió mover el evento a las redes sociales a través de la “Filbo en casa”, con el que se busca mantener las fechas iniciales del 21 de abril al 5 de mayo; evento que incluye lectura de libros, charlas, talleres, clases, eventos para niños y hasta la posibilidad de revivir conversatorios en años anteriores.

Los salones y auditorios este año se cambiaron por el Instagram Live o Facebook Live; que, junto con la Filbo, libreros, editoriales y escritores han tomado la iniciativa de hacer conversaciones entre dos personas para hablar de sus obras; de literatura; de los tiempos que vivimos y de una posible crisis en la industria.

Otro de los sectores afectados con la pandemia son las librerías y editoriales; que permiten que en la mayoría de ocasiones tengamos los libros en nuestras manos; este sector, el cual se ha visto afectado por la pandemia y que en ciudades como Madrid ya han sido decenas las librerías que han tenido que cerrar por la crisis, Colombia no es ajena a la situación, empezando por el déficit de librerías ya que solo tenemos 3 por 100.000 habitantes; mientras que ciudades como Buenos Aires tiene 22. Por eso se han lanzado iniciativas como “Adopta una librería” que busca ayudar a más de 180 libreros.

Lo que dicen los expertos

Sandra Pulido, directora de la FILBO, se refiere a la situación actual de la Feria Internacional del Libro de Bogotá y advierte que por el momento se encuentra aplazada y se espera que en mayo se defina si se podrá realizar en algún momento de este año o si por el contrario debe ser cancelada por completo. En cuanto a la iniciativa de “Filbo en casa” dice que la transformación se dio solo en tres semanas con el ánimo de que el encuentro con los libros y la literatura se mantuviera, en lo que se incluyen más de 200 eventos con al menos 50 escritores. Por lo tanto, este proyecto incluye talleres, charlas que ayudan a que las personas tengan un respiro en medio de la cuarentena.

Dice que la situación actual ha sido una oportunidad para repensar el mundo digital y poder llegar a las personas de una forma distinta. Aunque le preocupa la situación de algunos libreros y librerías que al no poder operar están teniendo pérdidas económicas. Por ese motivo han salido iniciativas como “Adopta una librería” que busca recaudar $400 millones de pesos con el fin de ayudar a 180 libreros de todo el país. Añade que las editoriales también han tenido problemas, muchas tenían lanzamientos programados durante los días de feria y todos fueron cancelados.

Jorge Franco, escritor colombiano, considera que, aunque la cuarentena para la mayoría de la gente es compleja de llevar, para los escritores no es una novedad; sin embargo, apunta que factores como la zozobra y la incertidumbre hace que sea más complejo a la hora de escribir. En cuanto a los eventos literarios impulsados por la Filbo dice que le parecen una muy buena idea para los tiempos que estamos viviendo y que en los próximos días participará en algunas charlas de manera virtual. Sin embargo, le preocupa la situación en particular del mundo editorial; la cadena editorial, ya que es un sector que ha tenido un fuerte golpe económico que ha provocado la cuarentena en todo el país. Por lo tanto, propone que las librerías sean consideradas espacios tan vitales como un supermercado, y entender el libro como un bien de primera necesidad, esto según el escritor para beneficio de la salud mental.

Dice que como escritor también se ha visto afectado ya que, a finales de este mes, su libro El cielo a tiros iba a ser lanzado en una edición en ingles y que por cuenta de este “frenazo” en la vida y en la economía el evento ha sido aplazado y no se sabe cuándo será lanzado el libro.

Jorge Espinoza, periodista de 6AM Hoy por Hoy y creador del podcast “El librero”, señala que ha estado en algunos eventos programados por la Filbo y la Cámara Colombiana del Libro, advierte que son eventos importantes que logran rescatar la esencia de la feria, pero para él las dinámicas son distintas ya que no deja de ser algo muy impersonal.

Considera que es preocupante la situación de algunos libreros independientes, los cuales según el periodista van a sufrir mucho más que las grandes superficies que venden libros. Por lo tanto, piensa que sería positivo implementar en Colombia ideas como las de la Comunidad de Madrid de comprar libros a las pequeñas librerías con el fin de mantener flujo en la industria. Además, recuerda que en Italia el sector editorial fue uno de los primeros que regresó a la normalidad ya que consideraban a los libros como un elemento de primera necesidad.

Adriana Laganis, librera de la librería ArteLetra, desde su experiencia relata lo compleja que ha sido la situación en los últimos días. Señala que este ha sido un cambio muy drástico con efectos dramáticos “los independientes pequeños estábamos un poco vinculados a lo digital; pero nuestro oficio es en las librerías, un poco con el espíritu de acercar a nuestros lectores” añade que como pequeños locales tienen que seguir pagando arriendos; deudas con entidades financieras y recalca que, al traer libros desde otros países, el cambio de moneda ha hecho que los libros aumenten de precio.

Agrega que iniciativas como las de “Adopta una librería” son muy buenas y ayudan a visibilizar los problemas económicos de cientos de libreros. Pero considera que tienen otros problemas como la competencia con plataformas de internet, muy bien establecidas que venden los libros por debajo de costo, hecho que les hace imposible competir en el mercado. Dice “son muchos los entes que nos golpean y no tenemos alternativa alguna”

Melba Escobar, escritora colombiana, considera que este es un muy buen momento para adentrase en grandes obras de la literatura y piensa que lo mejor sería que por ahora se puedan abrir las librerías, ya que estos no son lugares que aglomeran muchas personas; agrega que es un mercado muy complejo y que sería muy bueno abrirlo para que se puedan mover económicamente “no abrirlas sería condenarlos a la desaparición”

Agrega que se recibe mucha información desde los mercados; y piensa que desde los libros eso no ocurre, no hay un movimiento de la información frente a los libros. Añade que será importante una programación digital; y que las reinvenciones en digital deben ser muy importantes para que el sector no se vea tan golpeado económicamente.

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio
En vivo

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir