Hora 20

Marchas: ¿se puede controlar a los vándalos?

No parece fácil aislar a los involucrados en las marchas por falta de protocolos y falta de confianza y diálogo con el Esmad.

Tema en este viernes en Hora 20, las protestas de los estudiantes este jueves en diferentes ciudades del país que lamentablemente, por culpa de unas minorías, terminaron en desórdenes en Bogotá, Popayán, y Bucaramanga y Cali, entre otras.

Las de ayer fueron una continuidad de las de semanas anteriores y fueron convocadas para exigir que se cumplan los acuerdos de hace un año, rechazar la corrupción en algunas universidades como la Distrital y los excesos del Esmad.

El gobierno por medio de la ministra Victoria Angulo ha respondido que se les ha cumplido a los estudiantes y a los maestros en 9 de las demandas de presupuesto y salud, y entre ellos el medio billón para el funcionamiento de las universidades.

Falta de protocolos

Según Inti Asprilla, representante a la Cámara por la Alianza Verde, en la protesta social uno de los problemas es que hay agentes exógenos que se meten a las manifestaciones y hay agentes que hacen parte de la protesta estudiantil.

“Cuando uno no es violento, no se puede hacer responsable del que es violento”, dice y asegura que es importante que el movimiento estudiantil se sienta respaldo por la institucionalidad.

En su análisis de lo que ha venido pasando, Juan Carlos Lozada, representante por el Partido Liberal, asegura que una persona es suficiente para dañar un esfuerzo colectivo de muchos.

“Podemos hacer esfuerzos para evitar los desmanes, pero un mal comportamiento puede opacar todo”. Pone de presente que no hay un protocolo para actuar de una manera más racional cuando se presentan los incidentes.

Según Gabriel Santos, no se trata de decir no marchen, pero debe haber corresponsabilidad para evitar los desmanes, esto comienza desde quienes son figuras públicas.

A Alicia Eugenia Silva, directora del Fondo de Promoción de la Cultura, le parece importante que los estudiantes marchen contra la corrupción en sus universidades, pero no se puede pensar que un cáncer que lleva décadas se pueda solucionar rápido.

 

 

Cargando