Con la cabeza en Colombia

A lo largo de la historia del fútbol profesional colombiano, hemos visto grandes cabeceadores. Hoy en el VBar de Caracol Radio le traemos los mejores.

RICARDO GARECA

De 1985 a 1989, la larga melena del ‘Tigre’ alegró a la hinchada del América de Cali con sus goles. El desgarbado y alto delantero argentino llegaba muy bien a las pelotas aéreas. El ariete anotó 57 goles en 118 partidos con el club de la capital del Valle, que fue su único equipo en el país.

EDUARDO EMILIO VILARETE

Bien recordado por las hinchadas del Nacional y Bucaramanga, el nacido en el Ancón es por sentarse en el balón en el centro del campo jugando con la Selección Colombia frente a Brasil en el Maracaná. Sus 1,85 de estatura le dieron para elevarse por encima de sus rivales y hacer vibrar las redes entre 1974 y 1989. El samario anotó 165 goles en su carrera.

HERMENEGILDO GERMÁN ANTÓN

El popular ‘Cabecita de Oro’ sí que hacía honor a su apodo, si no, que lo digan los hinchas de Independiente Santa Fe. El jugador llegó a Colombia en la época del ‘Dorado’, cuando la Liga Argentina se encontraba en huelga reclamando mejores condiciones de trabajo. 91 goles en 118 partidos son una excelente carta de presentación para el argentino.

HUGO HORACIO LONDERO

Nacido en Argentina, pero con tres partidos en la Selección Colombia, Londero es el tercer goleador histórico del fútbol profesional colombiano. A medida que su cabello caía, su fútbol aumentaba y ni hablar de su capacidad de cabeceo. América, Cúcuta Deportivo, Atlético Nacional, Independiente Medellín y Deportivo Pereira fueron sus clubes en nuestro país. El nacido en Colonia Caroya fue el mayor artillero de la liga local en el 69, 71 y 72.

HUGO GOTTARDI

Quien fuera asistente técnico de Millonarios, fue estrella con el otro equipo histórico de la capital colombiana. Santa Fe fue el único club nacional que pudo disfrutar de los servicios del artillero argentino, que anotó 58 tantos con el club ‘Cardenal’. 104 partidos en suelo cafetero fueron suficientes para que Gottardi demostrara su habilidad con la cabeza y fuera goleador de la liga en el 83 y 84.

OSVALDO MARCIAL PALAVECINO

Luego de jugar en Racing, Velez Sarfield, Nueva Chicago y Argentinos Juniors, Osvaldo Marcial Palavecino no volvió al fútbol argentino. La nueva casa del delantero fue el fútbol colombiano. Diez años de goles vivió el ariete en el país cafetero, jugando con Once Caldas, Atlético Nacional, Independiente Medellín, Independiente Santa Fe, Millonarios, Cúcuta Deportivo y Deportes Tolima. Actualmente, el nacido en Buenos Aires es el quinto goleador histórico de nuestra liga y uno de los pocos en pasar la barrera de los 200 goles en el rentado nacional.

ALBERTO DE JESÚS BENÍTEZ

La mayoría de las personas recuerdan a Gareca como el ‘Tigre’, pero antes de él estuvo Alberto de Jesús Benítez, el primer ‘Tigre’ en Colombia. 293 partidos tuvo el Deportivo Cali a este goleador. El cuadro ‘Azucarero’ fue su único equipo en Colombia, en el cual estuvo entre 1975 y 1982, llegando a la final de la Copa Libertadores en 1978. Fueron 163 goles con la camiseta verde, de los cuales muchos fueron revoleando su larga cabellera para cabecear.

VALERIANO LÓPEZ

Uno de los buenos peruanos que han pisado suelo colombiano. Valeriano López llegó al Deportivo Cali en 1949 y sí que le rindió. 43 goles en 36 partidos fue el balance del ‘Tanque de Casma’ en el club ‘Azucarero’. A pesar de jugar entre el 49 y el 51, el moreno y alto delantero se quedó en los corazones de la hinchada ‘Verdiblanca’ por ser letal cuando tocaba el área contraria. Los aficionados de Millonarios no lo recuerdan de muy buena manera, ya que le anotó triplete al reconocido ‘Ballet Azul’ de 1950.

JUAN CARLOS LALLANA

Proveniente de River Plate y con todos los bombos y platillos, Lallana llegó a Colombia para jugar en el Deportivo Cali y fue goleador de este en el 69, con 21 tantos. Fue subcampeón en el 71 con Nacional luego de perder 3-2 en la final con el Cali. Al próximo año fue transferido al Independiente Medellín, quien no tuvo buena figuración en ese año. A pesar de esto, siempre se le consideró como un temible artillero cuando se elevaba por los aires.

NÉSTOR GILBERTO SUBIAT

El argentino solo llegó a Colombia a jugar en Millonarios, estuvo entre el 71 y el 73 cuando vino de Platense. Fue el tercer mejor artillero en el campeonato en el que llegó con 27 goles, haciendo sentir que tenía mucho para dar. Lastimosamente, solo lo pudimos disfrutar dos años en el rentado nacional, ya que se fue a jugar al Mulhouse de Francia en el 73. A pesar de ello, su capacidad de encontrar el arco rival siempre quedará viva en la retina de los hinchas ‘Albiazules’.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Cargando