Lo más leído

  • Las verdaderas razones por las que los perros lamen a sus dueños
  • Elenco de ‘Pasión de Gavilanes’ se une por la salud de Giovanni Suárez
  • ¿Cuál es el nombre (real) de Miguel Varoni, el famoso 'Pedro, el Escamoso'?
  • Las fotografías con las que Jessica Cediel enamoró a más de uno
  • Afinia confirma nuevos cortes de energía este martes y miércoles en Bolívar
  • Aprueban propuesta pública para el manejo del peaje Cerritos II de Pereira
Venezolanos en el exterior

13 embarazadas venezolanas esperan remisión a clínicas de Santa Marta

Se encuentra desde hace varios días en puestos de salud, algunas con preclamsia, necesitando cama en un centro de mayor complejidad.

La denuncia de una mujer venezolana, de 28 años, con antecedentes de preclamsia y con 40 semanas de embarazo, que desde hace una semana se encuentra en el IPC de María Eugenia rogando ser remitida a un centro médico en el que le puedan salvar la vida, ha dejado conocer la odisea que viven en Santa Marta las migrantes embarazadas.

De acuerdo con la ESE Alejandro Prospero Reverend, entidad que administra los puestos y centros de salud de la red pública de Santa Marta, la situación de esa joven mujer es la misma que a diario afrontan otras migrantes que pese a recibir atención en los establecimiento de primer nivel, casi siempre necesitan remisión a clínicas y hospitales, pero encontrar camas para que las reciban se ha convertido en un padecimiento en el sistema.

“Nosotros somos una entidad de primer nivel, pero a esa paciente se le ha prestado una atención integral con valoración de ginecólogo, personal médico y paramédico, se le han practicado paraclínicos, ecografías y se le han suministrado los medicamentos pertinentes para manejar su presión. Hoy cumple seis días de estar esperando que nos la acepten en una entidad de mayor complejidad para que definan la terminación del embarazo, que sería la conducta a seguir”, explica Román de la Rosa, gerente interventor de la ESE Alejandro Prospero Reverend.

La empresa social del estado en Santa Marta revela que los fines de semana incrementa el número de migrantes venezolanas embarazadas que llegan a los puestos de salud con estados de salud críticos, necesitando remisiones, lo que somete a una angustiante búsqueda a la entidad por varios días.

“En la ESE Alejandro Prospero no hacemos el procedimiento que necesita la paciente, porque somos de primer nivel. Acá en la ciudad eso lo hacen las clínicas privadas y el hospital, pero en este momento la ocupación hospitalaria está al cien por ciento. No solamente es una mujer, anoche eran 13 pacientes pendientes de remisión y todas venezolanas, esta situación es diaria y se incrementa los fines de semana. La ESE no le niega atención a ninguno, ni extranjero ni colombiano, a todos se le entregan los medicamentos a pesar que esa facturación de los migrantes no la vemos y nos está causando perjuicios en la parte financiera”, expone Román de la Rosa.

Le puede interesar: Indagan a la Gobernación del Magdalena por contratos de la pandemia

La ESE de Santa Marta también asegura que una de las complicaciones en las remisiones es que las embarazadas venezolanas casi siempre necesitan unidades de cuidados intensivos para recién nacidos, factor que reduce las opciones en las solicitudes que se hacen a clínicas privadas o el hospital universitario Julio Méndez Barreneche.

“Nuestro propósito es brindar atención humanizada a todos los pacientes que nos llegan. Enviamos un SOS a cualquier clínica que tenga el servicio de uci para el recién nacido, para que nos ayude en estos casos”, manifiesta el gerente de la ESE Alejandro Prospero Reverend.

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio
En vivo

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir