Medio ambiente

Tala ilegal de árboles, delito silencioso de la cuarentena en Santa Marta

En el sector Pozos Colorados, la comunidad denuncia la tala de mangle y trupillo por personas que son investigadas por la Policía.

La tala ilícita de madera es otra práctica irregular en Santa Marta y municipios del Magdalena que genera ganancias millonarias para los taladores y afecta el ambiente natural.

Esta actividad ilegal silenciosa se ha incrementado durante la cuarentena en el sector conocido como Pozos Colorados, en donde todos los días - desde muy temprano - un grupo de personas con machetes en mano realizan la tala indiscriminada de mangle y trupillo. 

Aún no han sido identificados estos sujetos, pero sí están en el radar de las autoridades ambientales y de la Policía Metropolitana de Santa Marta que trabajan para contrarrestar estas acciones. 

Sebastián Sanjuán Álvarez es residente de esta zona protegida y a través de redes sociales ha denunciado estos hechos que están amenazando las reservas de aves y de vida silvestre.

 "Estamos bastante preocupados por el ambiente que nos rodea. Como residentes del sector hemos tenido mucho cuidado con la protección de nuestro ecosistema y esta problemática se viene presentando desde hace mucho tiempo. La primera alarma que tenemos es el sonido de los machetes, estos árboles tienen una corteza gruesa, rústica y eso requiere fuerza para poder talarlo", asegura Sebastián Sanjuán Álvarez. 

Afirma que las personas arrastran los troncos desde el bosque hasta sus moradas, lo que les ha permitido captar el hecho en cámaras de teléfonos celulares, material fílmico que está en poder de las autoridades ambientales. 

EL TRABAJO DE LA COMUNIDAD 

Los habitantes de este reconocido sector turístico emprenderán una iniciativa propia con la realización de campañas de prevención y jornadas de plantación de mangle para así salvar la reserva protegida del daño que le ocasionan estas personas inescrupulosas.  

"Lo que tomamos para poder informar a todos los residentes del sector es crear una gaceta para contarles la problemática. Tenemos proyectado es hacer una siembra de árboles con la ayuda de ambientalistas (...) algunos biólogos quieren inspeccionar el área e identificar qué tipo de árboles nativos pueden plantarse en este espacio", refiere Sanjuán Álvarez. 

Entre tanto, la Policía Ambiental de Santa Marta sigue investigando las identidades de los deforestadores que, al parecer, residen en zonas cercanas a Pozos Colorados, para establecer responsabilidades en ellos por los daños ocasionados al medio ambiente. 

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir