Medio ambiente

Corpocaldas da pautas para el control de felinos en las fincas ganaderas

Se busca evitar que se produzca la depredación de ganado y facilitar la convivencia con carnívoros silvestres que están en Caldas

Conflicto entre felinos y humanos en Caldas /

Con el objetivo de evitar conflictos entre felinos y humanos, 25 de los cuales fueron reportados el año pasado y 8 en este 2.020, Corpocaldas y la Fundación Panthera desarrollan talleres de orientación a los ganaderos del departamento, de acuerdo a las características de cada predio.

El objetivo es difundir estrategias para que no se produzca la depredación de ganado y facilitar la convivencia con el jaguar, el puma y otros carnívoros silvestres que están presentes en Caldas, los cuales prestan beneficios importantes dentro del ecosistema ya que son considerados como especies sombrilla, es decir que contribuyen en la conservación de los bosques y el agua, a la vez que brindan un equilibrio en la fauna porque controlan poblaciones de herbívoros de menor tamaño y roedores que pueden afectar los cultivos.

Lea también: Segundo caso de coronavirus en Caldas

Estos talleres se han realizado en los municipios de La Dorada, Victoria, Norcasia, Pensilvania, Samaná, Manzanares, Manizales y Marulanda, y se tienen programados en futuras fechas para Salamina y Riosucio. En ellos se recomiendan medidas como la instalación de cercas perimetrales para la delimitación de bosques con menos de tres hilos energizados y ocupar los potreros alejados de las viviendas con animales adultos, que en el caso del ganado bovino deben tener más de 250 kilos de peso, mientras que en los equinos debe superar los 300.

Los bovinos y equinos jóvenes deben permanecer en los potreros cercanos a las casas y encerrados durante la noche con al menos un animal adulto dominante en cada lote de ganado, así como hacer ruidos fuertes en el ocaso si se detecta la presencia del predador en las inmediaciones.

Lea también: La Plaza de Mercado de Manizales funciona con normalidad

Uno de cada 10 ejemplares deberá tener un cencerro o campanilla, y en la medida de lo posible se sugiere alejarlos de las zonas boscosas con cercos e instalar bebedores para que no se acerquen a las fuentes hídricas como las quebradas, ya que deben estar a mínimo 50 metros de estas y ubicados en potreros que no tengan fuertes pendientes o que lleven mucho tiempo abandonados y con rastrojo alto.

A los ganaderos se les recomienda recorrer por lo menos dos veces a la semana los linderos de los potreros en compañía de un perro para que su olor se impregne y ahuyente a los felinos, que también pueden ser alejados con la instalación en los árboles o en las cercas de elementos que se muevan con el viento y produzcan ruido. Igualmente proteger otras especies que habitan en la zona, ya que los cazadores extraen del bosque las presas naturales de los grandes felinos y los obligan así a entrar en los potreros para buscar su alimento.

Lea también: Piden transporte para pacientes que van a diálisis en horas de la noche

Los especialistas les recuerdan a los habitantes de la zona que si observan un puma o jaguar no deben perseguirlo ni acosarlo, y que si este tiene crías no hay que intentar capturarlas o hacerles daño ya que podrían presentarse ataques al sentirse en peligro.

En caso de producirse algún evento de predación se recomienda no hacerle daño al animal y comunicarse a la Línea Verde 018000968813, con el técnico de Corpocaldas asignado al municipio o con la Policía Nacional.

Síganos en Facebook Live e Instagram como @MagdaJimenaRíosCaracolCaldas, en Twitter @CaracolCaldas y escuche la más completa información en los 1180 AM de Caracol Radio.

Cargando