Pereira ocupa el segundo lugar en consumo de heroína

En esta región del país hay cerca de mil consumidores que se ven atraídos por los precios más bajos de la droga a nivel nacional.

Según las investigaciones que realiza el Observatorio de Drogas del Eje Cafetero, este flagelo se ha salido de control en el municipio de Dosquebradas y en la capital risaraldense, donde hay más de mil personas adictas a esta droga, ubicando a la región en la segunda posición con mayor consumo después de la ciudad de Armenia.

Para Maribel Restrepo, coordinadora del Observatorio, Risaralda no ha estado preparada para hacerle frente a dicha problemática puesto que hay mucha demanda de consumidores que se ven atraídos por los bajos precios que tiene la heroína en Dosquebradas, pero hay poca oferta en temas de atención.

"Cuando hay mayor demanda también hay mayor oferta. Aquí en el Área Metropolitana, sobretodo en Dosquebradas, es donde se ha permitido la venta porque ellos tienen controles internos dentro de ese mercado ilícito y son los precios más bajos de la heroína en el país y se vuelve en un atractivo para quienes caen en el consumo de estas sustancias", manifestó Restrepo.

Lea también: En Pereira cae banda que enviaba drogas sintéticas a Ecuador, Chile y Perú.

 

Asimismo, señaló que, pese a que existe un tratamiento para superar la adicción a esta sustancia alucinógena como lo es la metadona, las graves dificultades del sistema de salud generan que este flagelo siga en aumento y que los pacientes deserten.

"Las barreras de acceso en el sistema de salud son grandes y más para el caso de salud mental. La lentitud en los procesos hace que las mismas personas desistan del tratamiento así sea un tema de ley", agregó.

Lea también: Pacientes con VIH afiliados a Medimás no estarían recibiendo medicamentos.

Por eso, pidió a las autoridades municipales y a la departamental que tomen acciones para reducir los impactos que genera el consumo de heroína en los risaraldenses y, además, generar mejores campañas de sensibilización para evitar que más personas se vuelvan adictas.

Cargando