En Armenia mujer lleva 50 años elaborando pesebres con fibra de plátano

Los pesebres y las mujeres reúnen las familias: María Custodia Arias

En su taller del barrio Belencito de Armenia, con 50 años de tradición, María Custodia Arias Apache, transforma en arte lo que parecía perderse en la fibra de plátano. Los pesebres en miniatura captan la atención de los visitantes.

Sus manos reflejan el paso de la vida, las ganas de crear, las señales de años y años de trabajo por la defensa de la familia, la tradición y la cultura, precisamente la que la une y Navidad y la motiva a hacer pesebres, porque según ella, junto a las mujeres representan la unión de las familias.

Durante medio siglo, su labor le ha dado vida a múltiples creaciones. Ha transformado en belleza de múltiples piezas, con la creatividad prodigiosa de los artesanos que llevan consigo toda la fuerza de un pueblo.

Vea también:  Tengo 869 pesebres de colección en Armenia: Stella Jaramillo Arango

Nació muy cerca del Quindío, en Coyaima, Tolima, también en las manos de su abuela Etelvina, una campesina partera, que junto con su esposo Ernesto sacaba oro, tejía cestería y moldeaba tiestos de barro. Hoy, en cada pieza, en cada obra, en cada artesanía, y especialmente en cada bello pesebre miniatura, aloja la semilla de tradición y de la fuerza femenina.

Cargando