Entre cacerolazos y disturbios terminó el sexto día de marchas en Bogotá

Fue un dolor de cabeza el regreso a casa de miles de capitalinos.

Durante la noche del martes y madrugada de este miércoles continuaron las movilizaciones y cacerolazos en varios puntos de Bogotá con arengas en contra del Estado asegurando que no escuchan las peticiones reales de los marchantes.

La mayor concentración de personas se registró en el portal de suba, en el parque de los hippies en la calle 60 con carrera séptima y en barrios del occidente de la ciudad de localidades como Fontibón, Kennedy y Bosa.

Uno de los puntos donde más hubo problemas fue la Universidad Nacional, donde se reportaron enfrentamientos entre los uniformados del Esmad y encapuchados.

El servicio de Transmilenio funcionó hasta las 10 de la noche, lo que provocó que cientos de personas tuvieran que buscar otros medios de transporte o simplemente caminar para volver a sus hogares.

Al final del día, Transmilenio informó que la estación CAD en la troncal NQS y la estación Campiña en la troncal Suba fueron vandalizadas junto a 20 buses. También se reportó que volverán a operar las estaciones Policarpa y San Victorino en la Troncal Décima, Biblioteca Tintal en la Troncal Américas, Centro Memoria y Concejo de Bogotá en la Troncal Calle 26 y las estaciones Molinos y Restrepo en la Troncal Caracas Sur.

Cargando