Más de 50 municipios en alerta por deslizamientos y lluvias en Boyacá

Se espera que las lluvias permanezcan fuertes hasta mediados del mes de noviembre de 2019.

Boyacá mantiene máxima alerta por las fuertes lluvias, que han provocado el aumento en los niveles de los afluentes de la región, e incrementado la amenaza de ocurrencia de deslizamientos en áreas inestables.

Alrededor de 57 municipios permanecen en alerta amarilla por riesgo de derrumbes, causados por las fuertes precipitaciones: Paipa, Sogamoso y Ventaquemada, se incluyen en esa lista.

De acuerdo con la oficina de gestión del riesgo de desastres de Boyacá, “debido a una amenaza alta de ocurrencia de deslizamientos en áreas inestables, mantenemos una alerta continua en el municipio de Pajarito (Boyacá), jurisdicción en donde constantemente se dificulta la comunicación entre Boyacá y Casanare, debido a los derrumbes que se complican con las fuertes lluvias sobre la vía al Cusiana, que conecta a Sogamoso y Aguazul a la altura del kilómetro 84+300, sobre el sector de Puente La Orquídea, allí todas las autoridades competentes mantienen su vigilancia y control las 24 horas del día”.

Además las autoridades mantienen su mayor control sobre las vías que sirven como alternas a la vía Bogotá-Villavicencio, es decir sobre la vía Sogamoso-Yopal, y sobre la carretera Transversal del Sisga que conecta a Bogotá con el suroriente boyacense y los llanos orientales, la cual además está en obra.

En cuanto al impacto de las fuertes lluvias en los principales ríos del departamento, el IDEAM hizo un llamado de atención especial tanto a los pobladores como a las autoridades de gestión del riesgo, para que mantengan un estricto seguimiento al comportamiento de los niveles de los ríos y sus afluentes.

De igual forma las autoridades realizan un monitoreo constante en los embalses de la región para evitar riesgos por desbordamientos.

 

 

Cargando