Una mujer y su familia quedaron “colgando” en el cañón del Chicamocha

Un operador de teleférico se fue y dejó en el aire a una familia bogotana.

Sandra Sierra es una bogotana que junto a su hija de 6 años y sus dos padres decidió pasar la semana de receso en el municipio de San Gil (Santander), en el viaje estaba prevista una visita al parque Chicamocha, pero lo que no contemplaba la mujer, era la emergencia que estaban a punto de vivir.

En medio del viaje y ya estando en el parque Chicamocha, Sandra estuvo con su hija en la piscina, en la tarde decidió junto a su familia ir al otro lado del parque para tomar un café, hasta ese momento todo estaba bien, el regreso en el teleférico fue diferente.

“Como a los 5 minutos de estar de regreso el teleférico se detuvo y nos asustó, usamos el teléfono de emergencia de la cabina. Sin embargo, el teleférico comenzó a moverse y me dijeron que era por un bajón eléctrico, este era como un aviso”, aseguró Sandra.

El viaje en teleférico siguió y en la parte más honda del cañon comenzó el verdadero problema.

Faltaban ya unos 400 metros para llegar y se detuvo otra vez, pensamos que era pasajero, los minutos comenzaron a pasar y no se movía, llamamos al teléfono de emergencia y estaba apagado, intentamos llamar por celular y no salía la llamada. Finalmente logré mandar un mensaje a una amiga que llamo al parque, y no contestaban”, seguía explicando Sandra Sierra.

Vea también: ONG alerta sobre el incremento de delitos sexuales contra niños en Bogotá

Finalmente le contestaron a la asustada mujer, al otro lado la persona que respondió dijo: “usted me está tomado del pelo”, con voz incrédula por lo que estaba pasando, Sandra le aseguro que era cierto. En ese momento comenzaron a ver que pasaba.

“No en todas las áreas del Cañon servía la señal del celular y fue suerte, le dije al señor no nos deje acá (...) escucho una conversación al fondo, al otro lado de la llamada, en la que están regañando a alguien”, continúa contando Sandra.

Finalmente vuelve la persona que contestó al teléfono y dice que fue un error humano (se fue el operador) y no una falla tecnica.

Sandra, sus padres y su hija de 6 años lograron llegar al otro lado después de estar 20 minutos “colgando” en el aire y ya en medio de la oscuridad, el parque ya estaba solo y el único carro en el parque era el de ella.

Al final de la travesía, un hombre que se identificó como encargado del teleférico del Parque llamó, se disculpó y anunció una investigación interna, hasta el momento Sandra y su familia no ha recibido respuesta. Tomarán medidas legales.

Vea también: Abierta la licitación para el hospital Santa Clara

Cargando