Cultura

Pudín y fuegos artificiales en el primer año de La Ventana al Mundo

Con una torta en forma de La Ventana al Mundo de 4 metros y medio de largo y un metro con 90 centímetro de ancho, los barranquilleros celebraron el primer año de esta estructura que se ha convertido en símbolo de turismo.

Desde las 4:00 de la tarde, cerca de tres mil personas degustaron del pudín de más de 200 libras preparado por 12 personas que trabajaron en tiempo récord para que la deliciosa torta estuviera lista para el festejo.

Juan Ignacio Lozada, chef pastelero, propietario de Nacho's Desserts, estuvo a cargo de su preparación. "Es una torta para tres mil personas; es de vainilla con crema de mantequilla, la cual es una de las que más vendemos. Su preparación llevó dos días y medio y nos tocó contratar más personal porque además teníamos 4 matrimonios para este fin de semana".

En fila india, familias enteras quedaban admiradas del pudín más grande que quizá hayan visto en sus vidas y con gaseosa en mano pasaban a degustarlo.

El festejo estuvo amenizado por Fausto Chatella, quien interpretó el feliz cumpleaños acompañado de mariachis.

Después de las 6:30 de la tarde el cielo se iluminó con los fuegos artificiales que tenía como sorpresa la empresa Tecnoglass, convirtiéndose en todo un plan familiar la celebración de la estructura de 47 metros de altura.

Cargando