Más de 300 niños reciben capacitación por parte de la Policía en Cartagena

Las actividades se extendieron hasta el municipio de Santa Catalina en el departamentom de Bolívar

Miembros de la Policía Metropolitana de Cartagena se tomaron parques e instituciones educativas en diferentes puntos de la ciudad, para brindar oportunidades a niños y niñas.

En el barrio Getsemaní, con la colaboración de la Junta de Acción Comunal, Gestores de Convivencia Ciudadana, adscritos a la Estación de Policía Centro Histórico, apoyaron a que niños y niñas que hacen parte del Programa de Policía Cívica Infantil de este sector de la ciudad, colocaran sus sueños a volar, en el próximo festival del barrilete que se realizará en la Avenida del Pedregal.

Con la colaboración de los funcionarios del Grupo de Prevención y Convivencia Ciudadana, todos los niños y niñas lograron diseñar y construir su barrilete para participar en este certamen, organizado por líderes de este sector histórico, que permitirá rescatar las tradiciones culturales, el próximo 11 de agosto.

En el barrio Ceballos, los integrantes del Grupo de Prevención y Educación Ciudadana de la Estación Nuevo Bosque, junto a la líder de esta zona, Miriam Arrieta, ofrecieron un espacio de esparcimiento a 45 niños y niñas, quienes durante esta jornada de juegos y dinámicas, son formados por nuestros policías en valores, principios, y normas de convivencia.

Como parte de las estrategias para la protección de nuestros niños y niñas, el Grupo de Prevención y Educación Ciudadana se tomó el Parque de la Urbanización San Pedro, con una jornada de lectura de cuentos e historietas infantiles, bajo la frondosa vegetación de esta zona de la ciudad, motivando el hábito de la lectura y el uso adecuado de su tiempo libre.

Durante la jornada, los integrantes de la Policía Metropolitana, también brindaron una charla de prevención para proteger a nuestros niños y niñas del consumo de sustancias estupefacientes, para que ante cualquier intento de ser abordados por redes de tráfico de estupefacientes, denuncien a sus padres de familia o adultos responsables, y tengan la convicción para decir No a la droga.

Cargando