Uruguay se retira de Asamblea de OEA en rechazo a representantes de Guaidó

La delegación de ese país no cree que sea correcto aceptar a delegación opositora venezolana junto a los 34 Estados que hacen parte de la organizacion

subsecretario de Relaciones Exteriores de Uruguay, Ariel Bergamino, /

El subsecretario de Relaciones Exteriores de Uruguay, Ariel Bergamino, anunció este jueves el retiro de su país de la primera sesión de la 49 Asamblea General de la OEA por no estar de acuerdo con el nivel de participación de los representantes del jefe del Parlamento venezolano, Juan Guaidó.
"A partir de esta situación que desnuda un progresivo y sistemático vaciamiento de la institucionalidad y la normativa de esta organización, Uruguay se retirará de esta Asamblea", manifestó Bergamino durante la primera sesión plenaria de la reunión, que se realiza en la ciudad colombiana de Medellín.

El subsecretario uruguayo resaltó que eso no significa que su país salga de la Organización de Estados Americanos, "con cuya carta estamos profundamente comprometidos".

"La única forma de practicar esos principios es ser reales en nuestro compromiso con la institucionalidad y con la normativa de la OEA es retirarnos de esa sesión en la que esos principios y esos valores, a nuestro creer, están siendo vulnerados", aseveró.

Fuentes de la OEA explicaron a periodistas que el representante uruguayo efectivamente salió de la sala donde se lleva a cabo la primera plenaria, presidida por el canciller colombiano, Carlos Holmes Trujillo, pero podría volver en cualquier momento.

Durante la Asamblea en Medellín se discutirá una propuesta de resolución presentada por varios países del Grupo de Lima que busca permitir que la delegación de Guaidó, reconocido como presidente interino de Venezuela por 54 países, se siente en la Asamblea.

En abril pasado, la OEA reconoció al diplomático Gustavo Tarre como representante de Venezuela ante el Consejo Permanente, por designación de la Asamblea Nacional, que preside el opositor Guaidó.

La delegación de Guaidó acreditada para la Asamblea General está compuesta, además de Tarre, por su representante ante el Grupo de Lima, Julio Borges, como jefe de misión, y por otras nueve personas, entre ellas Carlos Vecchio, "embajador" ante EE.UU. del líder opositor.

Lea También: Ponen dedo en la llaga a violencia contra líderes sociales en cumbre de OEA

Al respecto, Bergamino dijo que su país rechazó la resolución de aceptación de Tarre como representante en el Consejo Permanente porque "es un avasallamiento de la legalidad de la OEA y por lo tanto no se puede sino estar en contra de una acción de tal naturaleza".

Agregó que el tema de los delegados de Guaidó ni siquiera debe "ser discutido por cuanto la Asamblea General debe aprobar solamente las credenciales de los representantes designados por sus 33 Estados miembros, entre los cuales, reitero, no se encuentra al país al cual pretende representar la delegación cuyas credenciales están en consideración".

El 27 de abril de 2017, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, anunció el retiro de su país de la OEA después de acusar de "intervencionismo" al organismo y a su secretario general, Luis Almagro, por haber convocado una reunión de cancilleres sobre la crisis venezolana pese a la oposición frontal de su Gobierno a esa sesión.

No obstante, Bergamino insistió en que no son ajenos a las crisis que viven países de la región, como Venezuela, Haití y Nicaragua, ni con lo que ocurre con el proceso de paz colombiano.

"Nos preocupan los fenómenos migratorios que involucran a casi todos los Estados de nuestra región, nos preocupan y mucho los muros y los emplazamientos con los que en vano se intenta resolver estas problemáticas", concluyó.

Uruguay conforma junto a México, Bolivia y la Comunidad del Caribe (Caricom) el Mecanismo de Montevideo, una iniciativa para impulsar el diálogo político en Venezuela.

Cargando