Hay plata para La Paz, pero no para salud de policías y militares retirados

Así lo aseguraron en medio de protestas los policías y militares jubilados, quienes marcharon para exigir recursos y atención humana en salud.

Los policías y militares que se manifestaron esta mañana en las principales calles de Tunja, están convencidos de que La Paz es el camino: en lo que no están de acuerdo, es en que mientras hay recursos para la implementación del acuerdo para ponerle fin a la guerra entre la guerrilla de las Farc y el gobierno nacional, se le recorta al rubro para garantizar la salud de los uniformados retirados. Dicen que la corrupción acabó con la salud de la fuerza pública.

“Protestamos por el creciente déficit que tenemos con la asignación de recursos, que se han debilitado para atender a los militares. Somos los que más hemos creído y apoyado la paz porque hemos puesto la cuota de sangre para liberar a la patria del terrorismo, pero con los recursos que se han disminuido para los que ponemos el pecho por la vida y la seguridad de los colombianos nos vemos seriamente lesionados y vulnerados. Por eso pedimos que el gobierno del presidente Iván Duque, que nos preste atención, que nos apoye, y que no descansaremos hasta que se siente a dialogar con nosotros”, sostuvo John Cortés Gutiérrez agente en uso de buen retiro de la policía nacional.

Tras el rechazo por las falencias que tienen quienes hacen parte de la reserva activa en la prestación del servicio de salud, el Ministerio de Defensa aseguró que para este año se asignaron más de dos billones de pesos para el funcionamiento del subsistema. Sin embargo los ex policías y ex militares, indican que solo le creerán al gobierno duque, cuando se materialice en atención oportuna, medicamentos y exámenes de salud practicados a tiempo.

Mientras tanto, según el gobierno, están listas y avanzando algunas comisiones que adelantan conversaciones con los líderes de la huelga en todo el país, para destrabar las dificultades en el servicio de salud.

Cargando