Con agua bendita le sacarán el diablo a Buenaventura

Un helicóptero de la Armada Nacional arrojará agua bendita sobre la población para que cese la violencia.

El asesinato en la última semana de una niña diez años y de un comerciante en Buenaventura, llevó a la iglesia católica a anunciar la practica de un exorcismo a la ciudad ante la violencia y la criminalidad que hoy le aqueja.

Un helicóptero de la Armada Nacional sobrevolará la población y derramará agua bendita para sacar esos demonios que la están destruyendo, dijo el obispo de la Diócesis de Buenaventura, monseñor Rubén Darío Jaramillo Montoya

“A Buenaventura hay que sacarle el diablo para ver si así le devolvemos la tranquilidad que ha perdido la ciudad con tantos crímenes, hechos de corrupción con tanta maldad y narcotráfico que invade nuestro puerto”, dijo el representante de la iglesia.

Señalo que el exorcismo está previsto para el trece o catorce de julio próximo, con motivo de las fiestas patronales que cada año se realizan y que la gente espera con gran devoción.

Según las autoridades durante los cinco primeros meses de 2019, 51 personas fueron asesinadas en Buenaventura, 20 más que en igual periodo del año pasado.

Uno de los asesinatos que más conmocionó fue el de la niña Diana Tatiana Rodríguez de diez años de edad, quien desapareció el pasado sábado primero de junio y su cuerpo posteriormente hallado amarrado en un muro de cemento con signos de tortura en una zona de baja mar del barrio San Francisco.

Por este hecho, las autoridades capturaron al tío de la menor identificado como Jhon Edward Quintero Urquiza, señalado de haber asesinado a la pequeña. Posteriormente y después de haber confesado el crimen, el hombre fue trasladado a la cárcel del municipio de Jamundí sur del Valle del Cauca. 

Cargando