Emergencia por fuertes lluvias en tres vías nacionales de Boyacá

Rocas que pesan hasta 10 toneladas han caído sobre las carreteras. Derrumbes y desbordamiento de quebradas tienen a las autoridades en alerta máxima.

Cientos de conductores se han tenido que armar de paciencia en las ultimas horas en la vía Susacón-Soatá, al norte de Boyacá, vía que conduce a Santander, donde una roca de más de 4 metros de diámetro y alrededor de 10 toneladas, cayó sobre la vía nacional junto con una buena cantidad de tierra y escombros, aplastando a un camión que transitaba, pero sin dejar heridos ni muertos.

El comandante (e) del departamento de Policía de Boyacá coronel Cesar Castro, puntualizó en Caracol Radio que “para desintegrar la roca que cayó sobre la vía Susacón-Soatá, tendrán que taladrarla. Allí tenemos paso a un solo carril, policía nacional y personal del INVIAS trabajan en equipo tanto para hacer el control del flujo vehicular, como para remover las rocas que impiden el paso normal”.

Mientras tanto, en el centro del departamento, en las vías Tunja-Villa de Leyva, y en la vía Tinjacá-Sutamarchán, también se presentan emergencias. En la primera vía, entre el sector del desaguadero y el peaje, un desprendimiento de grandes rocas tiene en contingencia a los organismos de socorro, y en la segunda, el río Sutamarchán se desbordó en el sector El Búho, causando una inundación que tiene con paso lento a los viajeros.

“En la jurisdicción de Villa de Leyva, también trabajamos para evitar riesgos mayores para los viajeros. No hemos hecho desvíos pero sí apoyamos todo el tránsito por la zona, para que se transite con menos peligros. Ya tenemos maquinaria pesada removiendo los derrumbes que han provocado el cierre de un carril en el sector. Simultáneamente, en Sutamarchán, el nivel del desborde de la quebrada Velandia, cercana al casco urbano. Allá también tenemos paso restringido a un carril, de forma preventiva, y con las autoridades de gestión del riesgo, estamos monitoreando la zona de alto riesgo”, sostuvo el coronel Castro. 

Las autoridades continúan con su plan de contingencia para evitar siniestros por cuenta del fenómeno natural de la ola invernal.

Al menos 35 municipios tienen alerta roja por deslizamientos de tierra y por la misma razón, alrededor de 20 están en alerta amarilla.

Cargando