Personería dice que multa por comer empanada fue “desmedida”

El Ministerio Público Distrital, en defensa del debido proceso, acompañará la diligencia de apelación de la medida, que fue impuesta el 11 de febrero

La Personería de Bogotá solicitó a la Inspección de Policía 12D de la Localidad de Barrios Unidos, priorizar, por ser de interés general, el caso del comparendo impuesto al joven Steven Claros por la compra de una empanada en espacio público, para que se realice la audiencia en el menor tiempo posible. Las audiencias de comparendos se están programando para fechas de hasta ocho meses después de impuesta la medida correctiva.

Lea también: Detenida 'Mona' Jaller, condenada por estafa

 El organismo de control considera como una interpretación desmedida del personal de la Policía, el hecho de imponer un comparendo por comprar comida en el espacio público.

En la pedagogía realizada por la Personería, se ha indicado la obligación del agente de Policía de informar a la persona sobre el derecho que tiene de presentar el recurso de apelación y dejar consignado en el recuadro, que para el efecto tiene la proforma del comparendo, si se hará o no uso del recurso.

El Inspector de Policía pondera y valora los hechos mediante el proceso verbal abreviado, para así tomar la decisión de imponer o no la medida correctiva.

 Si bien Steven Claros pagó el comparendo, tiene derecho a impugnar y solicitar que se revoque la medida correctiva y le devuelvan el dinero que canceló.

 En 2018, el ente de control capacitó a 4.881 personas entre uniformados y la comunidad, sobre el Código de Policía; sin embargo, es evidente que aún falta mucha pedagogía sobre la norma, por lo que solicitó a la Administración distrital emprender campañas para difundir el Código, incluidas las autoridades.

 La Personería, en el seguimiento a la implementación del Código de Policía, le ha advertido a la Administración distrital sobre la falta de orientación al ciudadano por parte de los policías, así como la mora en el reparto de los comparendos a los inspectores, la falta de recurso humano, espacios físicos y tecnológicos y en general fallas en toda la logística que implica poner en marcha la norma.

El año pasado, precisamente, se había advertido que en las inspecciones de Policía había 60.312 comparendos por resolver.

Lea también: Casi listo proyecto para descongestionar la Autopista sur

Cargando