La salud de las comunidades y de los niños es prioridad para Cerro Matoso

Cerro Matoso en Planeta Rica destinó once millones de pesos para la construcción de un comedor escolar en la comunidad de Medio Rancho.

En Planeta Rica

En la entrega de la nueva obra de inversión social realizada por Cerro Matoso, la comunidad celebró el haber hecho realidad uno de sus sueños, ofrecerles a sus niños un espacio para alimentarse en condiciones sanitarias óptimas. Las obras se ejecutaron en las instalaciones de la Institución Educativa (IE) Alberto Alzate Patiño, sede Medio Rancho.

En la iniciativa de satisfacer una de las principales necesidades de la comunidad, se sumó la IE con un aporte de dos millones de pesos invertidos en materiales de construcción, la comunidad trabajó en unidad y aportó el 100 % de la mano de obra. La Fundación Cerro Matoso lideró la asesoría técnica en la administración del recurso económico.

“Es para mi realmente un honor visitarlos, nuestra intención es mantenernos acá mientras avanza positivamente el proyecto. Lo más importante de la nueva obra es que lo construimos juntos, ustedes priorizaron y hoy en día podrán tener sus alimentos de forma adecuada. Estos son los proyectos que nos gusta hacer porque creemos que así va a ser todo más sostenible, esperamos continuar aportando y cumpliendo nuestros compromisos de seguir trabajando con ustedes”, dijo Luis Marulanda, Vicepresidente de Asuntos Corporativos.

La profesional social del Proyecto de Exploración en Planeta Rica, Ana Marcela Medina, explicó que la obra beneficia directamente a 65 familias que habitan en la comunidad de Medio Rancho. “Gracias al trabajo que realizamos de manera articulada logramos llegar al objetivo de tener el comedor escolar completamente construido y en manos de la comunidad”.

El Presidente de la Junta de Acción Comunal, Benicio Rodríguez, aseguró que, “como líder social de la comunidad de Medio Rancho quiero darles los agradecimientos a Cerro Matoso, a la institución y comunidad porque también aportamos nuestro granito de arena. Ahora los niños podrán alimentarse mejor y más sanamente”.

Por su parte la rectora de la IE, Nelsi Medrano, dijo que, “hoy se cristaliza un sueño, la entrega de un restaurante escolar que beneficia a una población vulnerable, logramos una meta más para el beneficio de la educación y de la comunidad, esperamos seguir contando con el apoyo y acompañamiento a esta población que necesita mucho de ustedes, muchas gracias”.

La profesora Beatriz Lorena Durango aseguró que, “para nosotros es de mucha ayuda e importancia la construcción de esta obra por parte de Cerro Matoso. Aquí se ve reflejado una vez más el compromiso de la empresa con las obras sociales de nuestra comunidad y a la vez es el inicio de muchos proyectos culturales, humanos y sociales que se van a desarrollar para el bienestar de todos. A nombre de todos los directivos, profesores, padres de familia y alumnos, nuestro total agradecimiento”.

En Puente Uré

La Fundación Panzenú de Cerro Matoso adelantó la Tercera Brigada de Salud con enfoque de ateción primaria en la vereda Puente Uré, municipio de San José de Uré, Córdoba.

“Se trata de nuestra apuesta integral a las comunidades. Son Brigadas completas que a parte de la consulta médica, incluye una visita a los hogares, reconocemos el entorno y establecemos un diálogo con los jefes de hogar. Es decir, los profesionales de la Fundación obtenemos un panorama global de la situación de cada núcleo familiar. Con las dos brigadas anteriores y esta última realizada en el mes de noviembre, se ha hecho una cobertura detallada de esta comunidad rural. Estamos muy satisfechos”, refirió el director de la Fundación Panzenú, médico Jorge Ospina.

En la actividad se realizaron 93 consultas (30 mujeres, 63 hombres). “De ellas, se derivaron actividades complementarias de exámenes de laboratorio clínico, radiografías, órdenes para citología vaginal y unas remisiones a especialidades según la EPS de los pacientes. Las impresiones diagnósticas corresponden a morbilidad general, con presencia muy activa de enfermedades infecciosas características del período epidemiológico actual”, precisó el doctor Ospina.

La enfermera de la Fundación María Bohórquez califica como emocionante el entusiasmo de los beneficiarios. “Es satisfactorio ver la alegría de los pacientes al ser atendidos, continuamos en el proceso de enseñarles a cuidar desde casa su salud, reforzando medidas de prevención y manteniendo la evolución en sus tratamientos”.

De manera complementaria a las consultas y visitas a los hogares, en el salón comunal se impartió información en diferentes temas para los padres de familia, se destaca: Prevención en IRA (Infecciones Respiratorias Agudas) y EDA (diarreas), se reforzaron las medidas básicas de higiene en hogar con énfasis en la prevención de vectores, se entregó en cada vivienda un afiche informativo institucional sobre la prevención del dengue.

La comunidad valora infinitamente este aporte de Cerro Matoso y su Fudación Panzenú. Una de las beneficiadas, señora Ana Díaz, consideró que, “la brigada fue excelente, me sentí muy a gusto porque las opciones de tratamiento son variadas. Muchas personas no tienen acceso a estos servicios. Agradecemos a la empresa, queremos continuar afianzando nuestras relaciones y mantener el apoyo que siempre hemos tenido de parte de Cerro Matoso”.

Cargando