Vendedores en playas de Cartagena rechazan cobros excesivos de colegas

Un grupo de vendedores informales exigió a las autoridades que sancionen a sus colegas que realizan cobros abusivos.

Vendedores informales de las playas de Bocagrande, en la zona turística de Cartagena, rechazaron los hechos en los que varias masajistas cobraron 450 mil pesos a un grupo de turistas chilenas por un masaje “de prueba”.

Los vendedores, que prefirieron proteger su identidad, afirmaron que existe descontrol en las playas ya que ninguna autoridad se encarga de controlar los precios de los servicios y productos que se ofrecen en los balnearios.

“Las entidades competentes deben arreglar estos problemas, yo llevo 25 años comerciando en las playas. Aquí no existe un control a los precios ni una organización, y estos casos de cobros excesivos obedecen a la falta de control de las autoridades”, indicó uno de los vendedores.

“Estos problemas suceden diariamente, y no hay nadie que regule los precios dentro de la playa. Cuando hay temporada, sacan algunos listados de precios pero no los hacen cumplir”, explicó otro de los comerciantes.

El grupo de vendedores informales exigió a las autoridades que sancionen a sus colegas que realizan cobros abusivos, y afectan la imagen de ellos y de la ciudad.

Cargando