6 mil damnificados dejaron fuertes vientos en el Atlántico

Consejo Departamental de Riesgo pide declarar la calamidad pública para agilizar la entrega de las ayudas

6 mil damnificados dejaron los fuertes vientos en el Departamento del Atlántico al resultar afectadas 1.200 viviendas en 11 municipios.

El secretario de Gestión de Riesgo, Edison Palma, afirmó que el Consejo Departamental de Gestión de Riesgo le solicitó al gobernador Eduardo Verano de la Rosa declarar la calamidad pública para agilizar la entrega de las ayudas a los damnificados.

El funcionario anotó que los municipios carecen de los recursos para atender los requerimientos de la comunidad que resultó afectada.

Durante la sesión extraordinaria de este Consejo Departamental, Palma Jiménez entregó un informe preliminar con los detalles de viviendas afectadas por municipios y que corresponde al 90 % del censo realizado por los consejos nunicipales para la Gestión del Riesgo de Desastres.

Las viviendas afectadas corresponden a los siguientes municipios: Baranoa (67), Campo de la Cruz (30), Candelaria (62), Juan de Acosta (14), Luruaco (25), Palmar de Varela (90), Piojó (112), Ponedera (125), Santo Tomás (69), Sabanalarga (505) y Usiacurí (94).

"El vendaval dejó 6 personas heridas que fueron atendidas y se encuentran recuperadas", anotó

 Con la información del 90 % del censo de daños y damnificados, se ha determinado que se requieren más de 12.000 láminas de asbesto, 5.000 bloques y cemento para la rehabilitación de las viviendas afectadas, agregó.

 

 

 

 

 

 

 

Cargando