Más de 2.000 personas fueron desplazadas en Córdoba y Antioquia: Defensoría

En sólo 50 días estas personas tuvieron que dejar sus hogares por enfrentamientos entre grupos armados ilegales.

Carlos Negret, Defensor del pueblo /

Según la Defensoría del Pueblo, los fuertes combates entre grupos armados ilegales registrados en el Bajo Cauca, Córdoba y Antioquia han incrementado los homicidios y el desplazamiento de 732 familias, 2.192 personas, entre el 18 de enero al 9 de marzo de 2018.

Las poblaciones mayormente afectadas por estos enfrentamientos entre las Autodefensas Gaitanistas de Colombia y “Los Caparrapos”, son: Tarazá, Cáceres, Caucasia, Ituango y San José de Uré. Aunque alguno de estos cuentan con la presencia adicional del ELN y las disidencias del frente 36 de las FARC.

Por otro lado, la Defensoría advierte que en Tarazá, Antioquia, se han incrementado los homicidios. De acuerdo a información de la Policía Nacional, entre el 1 de enero y el 28 de febrero de 2018 se han registrado 23 asesinatos, cuando en el año 2017 en el mismo periodo se reportaron 6 casos, entre ellos a campesinos vinculados a procesos de sustitución de cultivos.

En cuanto a San José de Uré se han reportado 6 asesinatos hasta el día 15 de marzo de 2018, cuatro de las víctimas eran representantes de comunidades o líderes comunitarios.

Además, la Defensoría manifiesta que las comunidades del Pueblo Zenú y del Pueblo Embera Katío en San José de Uré, Caucasia, Tarazá e Ituango se encuentran en alto riesgo y confinamiento de comunidades indígenas y campesinas en Ituango, Cáceres, Tarazá y Caucasia por estos enfrentamientos armados.

Según las verificaciones hechas por las Defensoría del pueblo revelan que lo más crítico de la situación es el hecho de que las autoridades locales no cuentan con los recursos para la atención y reparación de las víctimas de estos flagelos.

Cargando