Colombia debe evitar estrategias perversas de ahorro y costos en la reconfiguración del PAE: FAO

Desde Tunja (Boyacá), la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, FAO, hizo el contundente llamado a los gobernadores que se reúnen hoy en Cartagena.

Cuando un país no alimenta bien sus niños está condenado al fracaso y no cuida su futuro como nación. Así lo aseguró Rafael Zabala, representante de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, FAO, quien le envió un mensaje a todos los gobernadores del país que se encuentran reunidos hoy en la cumbre de la Federación Nacional de Departamentos -FND- en Cartagena, tratando de acordar soluciones a los problemas de operación y financiación del Programa de Alimentación Escolar (PAE) en Colombia.

La FAO les recomendó que eviten al máximo el ahorro de recursos, a costa de la alimentación de calidad, bien preparada y en condiciones salubres para los niños.

“En esto a veces entran estrategias muy perfectas de ahorro y costos, sobre todo al adjudicar los encargados de suministrar la alimentación. El margen de utilidad está por encima de la calidad de la alimentación, sin importante nada más. Tenemos que romper esas eficiencias perversa, porque a nivel de costos, sí es más barato, pero esos costos se traducen en pérdidas de oportunidad a nivel local en incluso la necesidad de generar empleos dignos de las localidades cercanas a los centros de consumo, y por supuesto la inseguridad alimentaria”, señaló Zabala en diálogo con Caracol Radio.

Por ejemplo el gobernador de Boyacá Carlos Amaya, aseguró que defiende la autonomía del programa con la asignación de los recursos por parte del Ministerio de Educación, ya que en su opinión, “no es justo que con recursos del departamento tengan que financiar el PAE”.

La FAO por su parte asegura que la REFORMA DEL PAE tiene que mirar más allá del bolsillo de los entes territoriales Y DE LAS Fuentes de financiación.

Finalmente señaló que el PAE debe procurar alimentar de verdad a los niños, y de la mano con una enseñanza para evitar las mal nutriciones, para hacerle frente a la obesidad, situación de salud que preocupa a la FAO más que el hambre en Colombia, ya que los índices de personas y niños con sobrepeso, parecen no querer disminuir.

Cargando