Planes y destinos

Suba a bordo del crucero más lujoso del mundo en Cartagena

El Sevens Seas Explorer atracó por ocho horas en Cartagena. Caracol Radio abordó el crucero, y conversó con el capitán, y con el único colombiano que hace parte de la tripulación

El Sevens Seas Explorer atracó por ocho horas en Cartagena. Caracol Radio abordó el crucero, y conversó con el capitán, y con el único colombiano que hace parte de la tripulación.

4.200 metros cuadrados de mármol para los pisos, 472 lámparas de araña, de materiales como cuarzo y cristales de murano, una vajilla diseñada por Versace, 2.200 piezas de arte, entre ellas, dos litografías originales de Picasso.

Es el Sevens Seas Explorer, el crucero más lujoso del mundo, que atracó por ocho horas en Cartagena. Es un resort de 4500 metros cuadrados sobre el mar, a bordo del cual van 750 turistas, aunque bien podría caber el doble. Son atendidos por casi 600 tripulantes, lo cual garantiza una atención personalizada, incluyendo servicio de mayordomo.

“El servicio más exclusivo que prestamos es nuestra comida, nuestros restaurantes. Cada pasajero puede pedirle a su mayordomo diferentes órdenes de comida especializada”, le contó a Caracol Radio el capitán del barco, el francés Stan de Lacombe.

La noche más costosa a bordo del crucero, en la Regent Suite, cuesta diez mil dólares. Sin embargo, hay paquetes en los que todo el recorrido cuesta entre 20 mil y 30 mil dólares..

“En el buque no hay clases, no están divididos los pasajeros por el preio que pagan. A todos tratamos de atenderlos por igual, y esto nos ayuda a tener un ambiente amable con todos”, sostiene el capitán.

A bordo del Explorer viajan varios colombianos como turistas, pero solo uno hace parte de la tripulación: Fabián Arenas, un ingeniero de sonido bogotano, que completa dos meses en el crucero.

“El buque tiene varios lugares como salas de teatro, discotecas, bares, salas de entretenimiento. Mi trabajo es que toda la parte técnica de entretenimiento esté funcionado correctamente”, afirma Fabián.

Fabián aplicó por internet, y cumpliendo varios requisitos, entre esos un perfecto manejo del inglés, logró ingresar a Regent Sevens, la línea propietaria del crucero.

“Los días que son de mar, donde no tocamos puertos, se deber hacer actividades para entretener a casi 800 personas. El trabajo siempre es movido, estamos disponibles 24/7”, relata este bogotano.

Pero no todo es trabajo. Fabián también puede disfrutar del lujo y los servicios del crucero.

“Disfruto si me quiero ir a tomar algo a la discoteca, al bar. Si quiero ir a comer a la piscina, lo puedo hacer. Obviamente hay rangos, y cada uno tiene privilegios y restricciones”, apunta.

El Sevens Seas Explorer seguirá su recorrido hacia el Canal de Panamá, para luego navegar por el Pacífico hasta Los Ángeles. Luego irá hasta Portugal, donde Fabián desembarcará el 5 de abril para volver a su casa en Bogotá, junto a su esposa y su pequeño hijo.

“Mis compañeros son uno de Sudáfrica, otro de Ucrania y otro de Filipinas. Y todos nos entendemos y trabajamos muy bien. Somos la prueba de que puede haber paz en el mundo”, concluye Arenas.

Cargando