[Video] Conozca los campamentos de guadua y plástico de las Farc en Antioquia

Caracol Radio ingresó al corazón del campamento del Frente 36 de las Farc y fue testigo de cómo viven en el lugar.

En Anorí es un secreto a voces que las Farc dominan un vasto territorio de este municipio antioqueño. Por ellos hay más respeto que miedo, porque por décadas han tenido que convivir con “los muchachos”.

Desde el municipio se puede llegar al lugar de pre concentración en bus escalera, que salen a las 4 am y 12 pm desde el parque principal. El recorrido se compone por la vereda Las Lomitas, una zona montañosa, donde la estrella vía, llena de huecos y lodos desafía a los mejores conductores de la zona.

Caracol Radio

Una hora después se llega la vereda La Placha, un pequeño Valle, de una temperatura promedio de unos 25 grados centígrados, conformada por espontáneas casas en la carretera que cada vez se pone peor. Allí está la zona definitiva de concentración, aunque no se haya avanzado en lo más mínimo en los terrenos seleccionados para las Farc.

Continuando camino se pasa por la vereda primavera, altamente custodiada por la Brigrada XVI del Ejército y dos horas de viaje permite llegar a la vereda El Carmín, la que inicialmente iba ser la de concentración.

Desde ese momento, se siente que es territorio de las Farc, allí hay carteles de paz y las personas que habitan las viviendas se diferencia entre los campesinos y los que se visten de botas pantaneras, pantalón y camisa oscura: guerrilleros.

Caracol Radio

Los miembros de las Farc allí no tienen armas largas, pero si están pendientes de cada movimiento, tienen inmediata comunicación con el campamento principal.

Siguiendo la ruta está el caserío La Vianca y posteriormente la vereda San Isidro. Un kilómetro antes del pequeño poblado hay un río, se gira a la derecha por el afluente y 500 metros está la portería del campamento de las Farc.

Al llegar al campamento lo primero que se observa es una cancha de microfútbol y voleibol, los primeros ranchitos y una sala con televisión satelital.

Como si fuera una telaraña, los pequeños caminos entre los ranchos conducen a cada guerrillero a su habitación, impecable en su organización y con un fusil a la espera de ser entregados a la ONU.

En el campamento también cuenta con varias cocinas, biblioteca con títulos relacionados a la revolución, zona de televisión, cancha de fútbol y una zona dedicada la navidad.

Las actividades de ocio y divertimento de los guerrilleros en Antioquia. / Caracol Radio

Cargando