Más de 170 casas afectadas por vendaval en Sabanalarga

El fenómeno natural estuvo acompañado de un fuerte aguacero y granizada y afectó el servicio de fluido eléctrico.

Aunque las autoridades siguen haciendo el censo correspondiente, el reporte inicial del Cuerpo de Bomberos, habla de más 170 viviendas afectadas y dos que colapsaron en su totalidad, tres personas fueron conducidas al hospital departamental, una de ellas, Erik Hernández, quien fue afectado por la descarga de un rayo.

Hernández dijo que recibió la descarga cuando se disponía a abrir su negocio de comidas y cree que atrajo el rayo por llevar en la mano un paraguas con varillas metálicas.

Asegura que aunque no se quemó perdió la sensibilidad del brazo y algo en la pierna, pero que logró recuperarse a las pocas horas, la noche del martes esperaba la última valoración para ser dado de alta.

Los otros heridos fueron un menor de edad, que fue dado de alta tras ser valorado y la señora Carlota Lobato, a quien le cayeron encima parte del techo y una de las paredes de su casa.

Una de sus hijas, Marlene Pertuz le contó a Caracol, Radio que sufrió una herida en la cabeza, que la noche del jueves permanecía en observación pero que estaba consciente a pesar de haber perdido el conocimiento tras recibir el golpe. La casa de Carlota fue una de las que colapsó en su totalidad.

Uno de los afectados fue el señor Junior Estrada, cuya casa quedé completamente destechada, él asegura que se encontraba fuera de su casa, pero que su esposa e hija tuvieron que meterse debajo de una de las camas para evitar que el techos le cayera encima, y tras terminar el fenómeno salieron de su refugio para ver su casa averiada.

El fenómeno natural estuvo acompañado de un fuerte aguacero y granizada afectó los corregimientos de La Peña y Colombia, según reportó el Cuerpo de Bomberos.

Tras conocerse el episodio, un grupo de funcionarios de la Oficina de Gestión del Riesgo del departamento se trasladó hasta Sabanalarga para hacerle frente a l situación e iniciar los censos correspondientes.

El vendaval afectó el servicio de energía en el casco urbano de este municipio y las poblaciones ubicadas en el centro y sur del Atlántico, según reportó la empresa Electricaribe.

Los fuertes vientos, acompañados de descargas atmosféricas afectaron las líneas 521, 523, 524,5101 y los circuitos Salida 1 y 2, dijo la empresa.

Durante la emergencia estuvieron sin el suministro de energía poblaciones como Sabanalarga, Luruaco, Repelón, Ponedera, Suan, Campo de la Cruz, Santa Lucía, Juan de Acosta, Piojó, Tubará y Manatí, entre otras.

Cargando