Una semana después de operación de Transcaribe no ha sido chatarrizado el primer bus

Esto ha incrementado el caos vehicular en Cartagena, convertiendose en el pan diario de la comunidad

La compañía Unión Temporal SCT Merl, a quienes se les adjudicó el proceso de chatarrización en el año 2013, confirmaron que a la fecha no ha sido desintegrado el primer automotor tradicional para ser reemplazado por los articulados y busetones del nuevo sistema de transporte de la ciudad.

Otra empresa, Recuperaciones Naranjo Recycling, confirmó que este año van 91 buses chatarrizados, pero corresponden a aquellos que salieron de circulación por antigüedad y por haber cumplido su vida útil, es decir, estos vehículos cumplieron sus 10 años quedando el cupo disponible.

En el 2013 fueron 3 buses y 20 busetas; en el 2014, 14 buses y 29 busetas; y en el 2015, van 11 buses y 14 busetas, para un total de 91 vehículos en tres años, todos por vida útil y cero por Transcaribe.

La norma establece que para que entre un articulado, deben salir 7 buses y ese protocolo no se está cumpliendo, por eso y es más que obvio, el monumental caos vehicular que se vive desde hace una semana en Cartagena.

De los 900 buses postulados que habla el alcalde Dionisio Vélez, el Departamento Administrativo de Tránsito y Transporte establece una lista que es revisada por el Fondo Unificado de Desintegración y Operación, la Sijín establece sí el automotor tiene o no antecedentes jurídicos por incidentes, accidentes o deudas y comunica a la Unión Temporal SCT Merl cuales son los vehículos a chatarrizar.

La compañía emite un certificado para la reposición de la oferta de Transcaribe que está estimada en 1.600 vehículos que es el parque automotor de servicio público de pasajeros de Cartagena.

Cargando