Internacional

Restaurante en EE.UU. niega servicio a un grupo de cristianos

El propietario del establecimiento asegura que el personal no se sentía comodo ni seguro alrededor de los potenciales clientes y sus creencias que se oponen al matirmonio gay y al aborto.

Restaurante en EE.UU. niega servicio a un grupo de cristianos / The Washington Post

Virginia

Estados Unidos se enfrenta a una nueva ola de posible discriminación esta vez pareciera ser por afiliación politica. Un restaruante llamado Metzger Bar y Carnicería ubicado en el estado de Vriginia canceló la reserva horas antes de un evento privado de una ONG Cristiana, citando las creencias de sus integrantes que se oponen al matrimonio homosexual y al derecho al aborto.

Si bien es ilegal en el país discriminar a alguien por su raza o religión, la negativa del restaurante dice que tiene que ver con las acciones del grupo.  La propietaria también afirmó que su personal no se sentía cómodo ni seguro con los potenciales clientes.

“Muchos de nuestro personal son mujeres y/o miembros de la comunidad LGTBI. Todo nuestro personal son personas con derechos que merecen dignidad y un ambiente de trabajo seguro”, dijo el restaurante en un comunicado.

Actualmente la Corte Suprema de Justicia investiga otro polémico caso sobre una desarrolladora web en Colorado, cristiana, que se niega a diseñar páginas de bodas gay afirmando que tiene el derecho a la libre expresión y no debe ser obligada a trabajar en algo que va en contra de sus creencias.

Este tipo de casos pareciera ir en aumento especialmente desde la administración Trump en donde los restaurantes han sido noticia por estar en desacuerdo con la política de sus clientes.

Sarah Sanders, la entonces secretaria de prensa de la Casa Blanca y ahora gobernadora electa de Arkansas, se le pidió que abandonara un establecimiento en Lexington, Virginia, en 2018. La propietaria del restaurante escribió que Sanders era “una persona cuyas acciones al servicio de nuestro país sentimos que violaron los estándares básicos de humanidad”.

Y un juez en 2018 se puso del lado de un bar de Nueva York que expulsó a un cliente por usar una gorra que decía “Make America Great Again” en apoyo al entonces  presidente Donald Trump.

El país ahora enfrenta una disyuntiva, si castigar a quienes se niegan a prestar servicio por discirminacion por su afiliación política o si se trata del derecho a la libertad de expresión por parte de quien se niega.

El siguiente artículo se está cargando

Escucha la radioen directo

Caracol Radio
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

Programación

Ciudades

Elige una ciudad

Compartir

Más acciones

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad