Dimayor

Mario Herrera, principal baja del arbitraje colombiano para la Liga 2022-II

José Borda le cuenta qué árbitros fueron marginados para el próximo semestre y el motivo de su salida.

Mario Herrera, hasta este semestre árbitro del fútbl colombiano. /

Por: José Borda

Los árbitros que dirigirán la Liga 2022 –II adelantan su pretemporada en Bogotá, son 90 jueces de todos los colegios del país divididos en tres grupos que van hasta el primero de julio; no obstante, la gran novedad en el ámbito arbitral colombiano es que para el torneo del segundo semestre retiraron a Mario Herrera, el popular 'Pastor', silbato del departamento del Meta, por su mala actuación en el campeonato apertura.

Aunque dirigió seis partidos, su desempeño no fue bueno en el encuentro Tolima vs América del 28 de marzo, donde se le presentaron varias polémicas que no definió acertadamente, sobre todo el haber reanudado el juego del centro del campo luego de un gol y después reversar la acción, algo que el reglamento y el protocolo VAR no permiten.

El Pastor Herrera era considerado un juez destacado, de lo cual dan crédito los 124 partidos en primera división y 10 juegos internacionales durante su carrera.

Los otros jueces excluidos del fútbol colombiano fueron los asistentes Leonardo Pinilla de Bogotá, Andrés Mauricio Escobar de Risaralda y Héctor Guerra del Huila, árbitros asistentes “regularcitos”, que cada que actuaban tenían muchos líos y a quienes parece les quedó grande trabajar en la primera división.

Respecto a estos cuatro casos, la verdad es que los desafectaron del panel por bajo rendimiento, obviamente que los directivos del arbitraje aprovecharon para pasarles una cuenta de cobro por sus errores, pero si a estos jueces les fue mal, hubo a otros que les fue peor y no los tocaron, ahí siguen campantes con varios errores graves a cuestas, parece ser que sus padrinos son más poderosos.

Cada que termina la Competición nacional de la máxima categoría pasa esto en el arbitraje, sacan a algunos árbitros para decir que sí hacen algo por mejorar y renovar el gremio, cuando la realidad es que los cogen de conejillos semestre a semestre para mostrar logros ante aficionados y directivos, y adicionalmente con el fin de que los demás silbatos cojan escarmiento y mejoren. Algo que no debe ser, pues los jueces lo que deben es recibir es una mayor capacitación, preparación y garantías de estabilidad para ejercer su función.

La Comisión Técnica da por sentado que, jubilando prematuramente a estos jóvenes silbatos, está demostrando resultados, cuando lo que realmente está haciendo es encubrir la problemática real, el bajo nivel por el que pasa el arbitraje colombiano.

A pesar de ello, Imer Machado, el flamante director del referato nacional, ya puede seguir campante en su puesto ganándose su sueldo y protegiendo a sus pupilos, pero haciendo muy poco o nada por mejorar el nivel de los colegiados en el país.

La Comisión Arbitral Nacional, en cambio de sacar a sombrerazos a los árbitros del panel, lo que debe hacer es pedir el cambio de su Comisión Técnica encabezada por Machado y compañía, pues son ellos los que realmente tienen el arbitraje colombiano mal posicionado nacional e internacionalmente, pues sus resultados generales son nefastos, prueba de esto es que no van al Mundial de Qatar.

Ellos cuidan sus puestos y cada semestre buscan a otros árbitros para sacarlos del panel y de esta manera tapar su paupérrimo trabajo.

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir