Chile despliega más militares para controlar disturbios

El Gobierno amplió el estado de emergencia a tres regiones y decretó toque de queda en Santiago.

En Santiago de Chile, donde fue decretado el toque de queda, se desplegaron 1.500 militares más, hasta un total de 9.441, para controlar los disturbios que se intensificaron este sábado también en otras regiones del país, a pesar de la suspensión del alza en los pasajes del metro, y que ya dejan tres muertos.

Las primeras víctimas mortales de estas protestas que estallaron el viernes, fueron halladas tras sofocar las llamas de uno de los supermercados saqueados, las autoridades encontraron dos cuerpos calcinados y otra persona en muy malas condiciones que fue trasladada a un hospital y falleció.

Las Fuerzas de Seguridad pretenden dominar puntos estratégicos como el suministro de agua, luz, y cada una de las 136 estaciones de metro.

En la capital chilena, se reportaron más incendios en estaciones de metro, barricadas, e infinidad de saqueos en comercios, supermercados, bancos y hoteles, que se replicaron en varias regiones del país: Valparaíso (centro), Concepción (sur), las comunas de Coquimbo y La Serena, en la región de Coquimbo (norte) y la comuna de Rancagua, O'Higgins (centro), por lo que también fueron declaradas en emergencia por el Gobierno de Piñera.

TRANSPORTE AFECTADO

El Metro de Santiago decretó el cierre de todas sus líneas por la afectación de muchas estaciones, que fueron quemadas, y este domingo la empresa de autobuses urbanos de la capital suspendió el servicio hasta las 7.30 hora local.

Además, se cancelaron al menos 42 vuelos con salida y llegada al Aeropuerto Internacional de Santiago.

En ese sentido, la aerolínea Avianca informó que, por la complicada situación de orden público en Chile, los pasajeros que tenían vuelos programados para este fin de semana podrán realizar el cambio de itinerario o fecha sin cobro de penalidad para viajar hasta 15 días después de la fecha original.

Por otro lado, el paso fronterizo de Los Libertadores, principal vía terrestre entre Chile y Argentina y ubicado en Valparaíso, quedó cerrado tras comenzar el toque de queda en esa región. 

Cargando