Corte ordenó a INPEC tomar medidas por discriminación de presos con VIH

La decisión la tomó al estudiar una tutela presentada por dos reclusos de Cómbita.

La Corte Constitucional le dio 10 días de plazo al INPEC para que informe al juez de ejecución de penas qué medidas se adoptaron para proteger los derechos de dos reclusos que padecen VIH y que estaban siendo víctimas de discriminación en la cárcel de alta y mediana seguridad de Cómbita.

La decisión la tomó al estudiar una tutela presentada por los internos y la cual no había sido admitida por el Juzgado Cuarto de Ejecución de Penas de Tunja.

De acuerdo con los reclusos desde hace un año y medio son víctimas de constantes actos de discriminación, por parte de los demás internos e inclusive de guardianes del Inpec.

Argumentaron que “se les prohíbe salir del patio” para reunirse con sus abogados o son perturbados cuando están orando.

Vea también: Expresidente Samper dará su testimonio en la Comisión de la Verdad

Uno de los reclusos le relató a la Corte cómo supuestamente uno de los internos de penal le “ha echado (…) excremento de ratón” en su celda con el fin de que se enferme.

Señaló que vive en condiciones deficientes de salud y que el baño de su celda tiene “perforaciones al lado de la taza del baño y se sale la materia fecal”, lo que argumenta le ha acarreado problemas de salud. Dijo que su esposa también es víctima de agresiones cuando va a visitarlo.

Es por eso que la Corte Constitucional revocó la sentencia del 24 de septiembre del año pasado en la que el juzgado de ejecución de penas declaró improcedente la tutela y decidió “amparar los derechos fundamentales a la no discriminación y dignidad humana” de los dos internos.

Además, compulsó copias a la Fiscalía de la Unidad de Vida de Tunja para que se investigue a la guardia del establecimiento por presuntamente incurrir en el delito de actos de racismo y discriminación. 

El Alto Tribunal también señaló que se debe examinar si el traslado de los internos podría aliviar la situación.

Cargando