Ciencia y medio ambiente

Petróleo

Trump dice que no quiere ir a una guerra con Irán pese a ataques

La Unión Europea urgió a la "máxima moderación" después que Estados Unidos acusara a Irán de ser responsable de los ataques.

(AFP)

El presidente estadounidense, Donald Trump, aseguró este lunes que no quiere ir a la guerra con Irán, aunque advirtió de que EE.UU. está "mejor preparado" en caso de que surja un conflicto entre ambos países, tras los ataques del pasado fin de semana contra refinerías en Arabia Saudí.

"No quiero guerra con nadie (...) Ciertamente nos gustaría evitarlo", dijo Trump en declaraciones a los periodistas en la Casa Blanca durante una reunión con el príncipe heredero de Baréin, Salman bin Hamad al Jalifa.

Irán incautó un buque sospechoso de ser utilizado para contrabandear combustible y detuvo a los 11 miembros de su tripulación cerca de una importante ruta de transporte petrolero, indicó este lunes la televisión estatal.

Una patrulla naval de los Guardianes de la Revolución iraníes interceptó al buque con 250.000 litros de combustible cerca del estrecho de Ormuz, dijo la televisión estatal, citando a un comandante de esta fuerza.

Entre tanto, el Kremlin alertó de las consecuencias negativas para los mercados energéticos de los ataques con drones contra instalaciones de la petrolera saudí Aramco, pero pidió a la comunidad internacional que no tome medidas apresuradas que puedan desestabilizar más la situación.

"Llamamos a todos los países regionales y no regionales a que no tomen medidas o conclusiones apresuradas que solo puedan agravar la desestabilización y, por el contrario, adoptar una postura que ayudará a amortiguar la tensión existente", dijo a la prensa Dmitri Peskov, portavoz del Kremlin.

El representante del Kremlin comentaba así las acusaciones del secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, quien responsabilizó directamente a Irán de estar detrás del ataque a dos plantas de la mayor petrolera del mundo, algo que Teherán ha negado rotundamente.

El presidente de EE. UU., Donald Trump, aseguró por su parte que está "cargado y listo",  que suele usarse en ámbitos militares para decir que un arma está cargada,  para responder al ataque contra refinerías saudíes y dijo que, aunque cree saber quién es el "culpable", está esperando la respuesta de Riad para saber cómo proceder.

Conozca más: Sube el precio del petroleo tras ataques a plantas sauditas

"Nosotros nunca hemos sido partidarios de sacar conclusiones precipitadas", insistió Peskov.

Los precios del petróleo registraron el lunes su mayor aumento diario desde la Guerra del Golfo de 1991 después de que ataques con drones el fin de semana contra dos instalaciones petroleras sauditas redujeron a la mitad la producción del principal exportador mundial de crudo, alimentando nuevos temores geopolíticos y económicos.

El crudo Brent de referencia en Europa aumentó en un 20% y el homólogo estadounidense WTI en un 15% a medida que abrían los intercambios de productos básicos y después de que el presidente Donald Trump advirtiera que Estados Unidos estaba listo para responder a los ataques, que Washington atribuye a Irán.

Lea también: El suministro mundial de petróleo tras un ataque en Arabia Saudita

El ataque con diez drones contra dos refinerías de la petrolera saudí, producido el sábado, obligó a Aramco a reducir su producción en un 50 %.

 

El siguiente artículo se está cargando

Escucha la radioen directo

Caracol Radio
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

Programación

Ciudades

Elige una ciudad

Compartir

Más acciones

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad