Salud en personas transgénero: un problema de equidad mundial

Según la revista Lancet, los enfoques de la ciencia de datos están mejorando la salud pública, pero las personas trans están en riesgo.

La revista médica británica Lancet señaló que, aunque hay avances en el área de salud pública, las personas trans podrían no beneficiarse de ellos, pues las encuestas basadas en la población no están estandarizadas para identificarlas.

 Le puede interesar: Ministerio de Salud aprobó primer cupo para exportar cannabis psicoactivo

Los investigadores realizaron un estudio que permitió reconocer cuatro desafíos para mejorar la salud de las personas transgénero:

1. Clasificación binaria de datos administrativos: esta situación, de entrada, excluye a personas cuya identidad sexual no es exclusivamente masculina o femenina.

2. Comprobación: los datos no incluyen referencias a un sexo pasado, es decir, no hay un identificador de estado trans.

3. Confidencialidad: aunque el 0,5% de la población mundial es abiertamente trans, los que no lo son también están en contacto con los servicios de salud y esto los convierte en un grupo altamente identificable violando su derecho a la confidencialidad.

4. Emparejamiento probabilístico: muchas personas trans pueden tener su sexo registrado de diferentes maneras en diferentes conjuntos de datos, por lo que es más probable que se codifiquen como no coincidentes y, por lo tanto, se omitan de los datos analizados.

 Lea también: Medimás: Sanción impuesta por Supersalud carece de fundamento legal

Finalmente, los investigadores resaltaron la urgencia de trabajar con la comunidad trans para mejorar la comprensión y la prestación de los servicios de salud a esta población.

Cargando