Marcha feminista exige castigo a policías de México que violaron 2 menores

Días atrás se difundió que una menor de edad acusó a cuatro policías de haberla violado el sábado 3 de agosto luego de que saliera de una fiesta.

Unas 250 mujeres se manifestaron en Ciudad de México para exigir castigo a policías señalados de violar a dos menores, en una marcha que culminó en la fiscalía local con incidentes al ser destruidas las puertas de vidrio del recinto.

Al grito de "¡justicia!", "¡ni una más!" y "¡policía violador eres popó!" (mierda), las manifestantes comenzaron con una concentración ante la sede de la policía de Ciudad de México, por donde salió unos minutos el secretario de Seguridad de la capital, Jesús Orta, a tratar de dialogar.

"Estos casos todavía no se cierran, hay que ser muy responsables, pero estoy viendo un clima muy radicalizado (...). Salí a tratar de ver cuál es su demanda y decirles que estamos de su lado", dijo Orta en medio de empujones de periodistas y manifestantes, que le lanzaron al rostro un polvo brillante de color rosado.

Lea también: Fuerte caída de la bolsa en Argentina como reacción a primarias de Macri

Días atrás se difundió que una menor de edad acusó a cuatro policías de haberla violado el sábado 3 de agosto luego de que saliera de una fiesta en el sector Azcapotzalco, en el norte de la capital.

Los uniformados se mantienen en funciones pues la fiscalía sigue a la espera de que la menor los identifique.

El jueves pasado, otro policía que prestaba servicios en el sector del centro histórico fue detenido tras ser acusado de haber abusado sexualmente de una menor de 16 años dentro del Museo de Archivo de la Fotografía.

La marcha se dirigió desde el turístico sector Zona Rosa, donde se encuentra la jefatura policial, hacia la fiscalía de la capital (centro), donde las manifestantes hicieron distintas pintas en las paredes y colgaron al exterior una cabeza de cerdo.

Lea también: Constituyente venezolana valora convocar elecciones legislativas este año

Mientras las manifestantes se arremolinaban ante las enormes puertas de vidrio de la fiscalía, éstas fueron destruidas repentinamente a pedradas lanzadas por algunas personas encapuchadas, tanto mujeres como hombres.

La alcaldesa de la capital, Claudia Sheinbaum, calificó más tarde los hechos como una "provocación"

"Esto no fue una protesta, fue una provocación", dijo Sheinbaum en conferencia de prensa. "Lo que querían es que el gobierno respondiera con violencia, pero no lo vamos a hacer", subrayó.  

La Fiscalía no ha informado de detenciones tras estos hechos.

La violencia contra las mujeres, en forma de feminicidios (asesinatos), maltratos, acoso y abuso sexual, se ha recrudecido en México en los últimos años.

Según las Naciones Unidas, a diario son asesinadas un promedio de nueve mujeres en México.

Cargando