Maldonado explica

¿Qué está pasando dentro del Ejército colombiano?

Juan Maldonado, editor digital, analiza los cuestionamientos a las FF.MM. por casos de corrupción y la reaparición de falsos positivos.

Un retiro, un traslado y unas vacaciones, han sido hasta el momento las decisiones del Ministerio de Defensa por el escándalo de corrupción que ha sacudido al Ejército, una de las instituciones más queridas y respetadas por los colombianos pero que en este momento se ve cuestionada y su labor apocada.

La salida de las filas del general Jorge Romero, comandante de Acción Integral; el intempestivo periodo de vacaciones del general Adelmo Fajardo, segundo comandante del Ejército, y el traslado a una unidad diferente del jefe de Contrainteligencia, general Eduardo Quirós, es es el resumen de las acciones anunciadas hasta el momento.

Desde fuentes militares señalan que en el caso de Fajardo el periodo de vacaciones es una decisión antes de sacarlo del cargo, lo cual se daría a su regreso.

El traslado de cargo del general Quirós se realiza con el fin de no entorpecer las investigaciones que se surten en su contra y que están relacionadas por el ofrecimiento de dinero a cambio de información de los uniformados que están filtrando información a la prensa.

A los escándalos de corrupción se le suma el episodio del segundo al mando de la Dirección de Reclutamiento, coronel Elkin Argote, señalado de proteger a uno de los capos más buscados y el caso del crimen de Dimar Torres, cuya actuación dejó en entredicho el protocolo institucional en el tema de derechos humanos.

A eso se agrega la revelación de las directrices en las que se habla del incremento de los resultados operacionales y que fueron interpretadas como el resurgimiento de las temidas prácticas de hace unos años desencadenaron los falsos positivos.

Pese a todas estas circunstancias, para el ministro de Defensa Guillermo Botero “no hay crisis institucional”.

Se espera que las próximas decisiones lleguen de manos de la Procuraduría General donde no se descarta que los generales involucrados en este episodio, del que aún no se conocen actuaciones de la Justicia Penal Militar, pidan pista para una versión libre.

 

Cargando