Monsanto: tres derrotas y miles de demandas en EE.UU.

La compañía enfrenta una batalla legal por no advertir sobre posibles efectos cancerígenos de sus herbicidas con glifosato.

Monsanto: tres derrotas y miles de demandas en EE.UU. /

Tres derrotas en cortes de California ha tenido la multinacional Monsanto en el último año frente a ciudadanos que aseguran que contrajeron cáncer ya que la compañía no fue efectiva en alertar riesgos perjudiciales que podría tener su herbicida Roundup que contiene glifosato.
El primer caso, y tal vez el más reconocido, ocurrió en agosto de 2018, cuando la Corte Superior de San Francisco falló a favor del jardinero Dewayne Johnson, quien había impuesto una demanda contra la multinacional tras ser diagnosticado con un linfoma no hodgkin. El californiano acusó a Monsanto de ocultar de forma deliberada la información sobre el riesgo de uso de sus productos y de no pensar en la salud de quienes los utilizan de forma habitual.
Durante el juicio afirmó que era parte esencial de su trabajo durante 30 años y en dos ocasiones le cayó directamente sobre la piel. Argumentó que si podía matar las plantas también podía hacerlo con humanos.
El veredicto de la Corte fue que Monsanto debía reparar a Johnson con 289 millones de dólares, una cifra sin antecedentes en ese tipo de disputas.
En marzo de 2019 surgió otro caso, el de Edwin Hardeman, quien se vio beneficiado por la decisión del Tribunal Federal de San Francisco que ordenó a Monsanto pagarle 80 millones de dólares por “no advertir del riesgo de cáncer” en su herbicida y actuar de manera negligente.
El juzgado señaló en su sentencia que el uso continuo del producto fue un “factor sustancial” para que Hardeman contrajera un linfoma no hodgkin, pues utilizó Roundup para su jardín entre 1980 y 2012.

Lea También: Reforma migratoria de Trump requiere que los solicitantes aprendan inglés

La tercera derrota ocurrió el 13 de mayo cuando un jurado de Oakland, en California, determinó que Monsanto debe indemnizar a la pareja conformada por Alva y Alberta Pilliod, a quienes les diagnosticaron cáncer en 2011 y 2015, respectivamente. 

Estos manifestaron que utilizaron el Roundupo en su jardín durante más de 30 años y también argumentaron que fue un “factor sustancial” para contraer linfomas no hodgkin.
Monsanto tendrá que pagar a la pareja una suma de 2.000 millones de dólares, que es la cifra más alta hasta el momento, y deberá agregar 55 millones de dólares para cubrir los gastos en citas médicas y medicamentos.
En los tres casos, la compañía Bayer, que es dueña de Monsanto, ha dicho que apelará las sentencias. Asegura que no hay pruebas científicas concluyentes que demuestren que el glifosato sea un factor de riesgo para la salud.
Monsanto enfrenta actualmente más de 13.000 demandas por casos similares en tribunales estadounidenses y se espera que se sigan produciendo fallos de ese estilo en el país.

Cargando