Lo más leído

  • "Cubre lo necesario", le dicen a Mara Cifuentes por esta foto en bikini
  • "Hasta en pijama se ve linda", le dicen a Valerie Domínguez por esta foto
  • Bienes avaluados en $1.600 millones fueron decomisados en Pereira
  • En video: la tremenda granizada que cayó en Bogotá este martes
  • Recogen 60 kilos de caracol africano en Turbaco, Bolívar
  • Critican a Mónica Fonseca por dejar jugar a sus hijos con los implantes

Los desafíos que quedan tras el final de Estado Islámico en Siria

La coalición internacional y las milicias buscan minas y yihadistas que pueden haber huido.

Las Fuerzas de Siria Democrática (FSD), alianza de milicias mayoritariamente kurdas y apoyadas por la coalición internacional liderada por EE.UU., continúan la limpieza de minas y la búsqueda de yihadistas huidos, tras haber tomado el control de su último reducto en Siria.

La operación de limpieza de minas continúa en la localidad de Al Baguz, que fue el último reducto del grupo yihadista Estado Islámico (EI) en Siria hasta su liberación a manos de las FSD el pasado día 23, tal y como ha informado uno de los encargados de comunicación de estas fuerzas, Ciager.

Lea también: El papa evita que le besen el anillo por "higiene", explicó el Vaticano.

En el campamento de Al Omar, principal base de las FSD ubicado a unos 90 kilómetros al norte de Al Baguz, Ciager ha explicado a los periodistas que "hay muchas minas por todo lados. Quedan muchas minas", de las que plantaron los extremistas antes y durante los combates para dificultar el avance de sus enemigos sobre la zona.

Ciager agregó que, de momento, no se puede acceder a esa área por el riesgo que suponen las minas, una de sus grandes preocupaciones de las FSD tras la derrota territorial del EI, que siempre deja tras de si territorios minados y restos de artefactos explosivos que representan un gran peligro para sus enemigos y la población civil. El portavoz también precisó que "la situación en la carretera (de acceso a Al Baguz) no es segura" debido a las lluvias copiosas de los últimos días, que han afectado al terreno arenoso de esta zona desértica ubicada en el extremo oriental de Siria, próxima a la frontera iraquí.

Por otra parte, un comandante de las FSD, Mirfan Qamishlo, dijo a Efe que las operaciones de peinado se concentran en la zona del campamento de Al Baguz, última área donde se atrincheraron los yihadistas, en el que se han encontrado y desactivado decenas de vehículos bomba.

Podría interesarle: Guaidó dice que inhabilitación es una "farsa" y que no existe.

En Al Omar, desde donde las FSD han lanzado sus operaciones contra el EI en los pasados meses, apenas quedan unidades de combate porque, tras la victoria, los milicianos han regresado a sus hogares o están participando en las ceremonias que tienen lugar en toda la región kurdosiria, en el norte y este del país.

Sin embargo, se mantienen las estrictas medidas de seguridad en torno a la base, situada en un campo petrolero que las FSD arrebataron al EI en octubre de 2017 durante su avance en la provincia de Deir al Zur, que ahora ha sido liberada del yugo de los radicales por completo.

Al Omar es también ahora una academia para el entrenamiento de los milicianos de las FSD, que reciben apoyo y asesoramiento de Estados Unidos, cuyos blindados están estacionados en los caminos aledaños, según constató Efe.

Podría leer: Este es el top 10 de los mejores aeropuertos del mundo.

La coalición internacional capitaneada por Washington ha continuado sus operaciones en la zona, a pesar del colapso del "califato", que los yihadistas proclamaron a mediados de 2014 en los territorios que controlaban en Siria y en Irak.

Los aviones de la coalición han efectuado bombardeos en el área de Al Baguz y han abatido a más de 50 combatientes que estaban escondidos en cuevas y túneles, informó hoy el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

La ONG destacó que todavía hay presencia de yihadistas en la zona, incluidos cabecillas "de primera línea" del EI, mientras se desconoce el paradero de miles de rehenes que tenía en sus manos el grupo radical y que han sido trasladados pero no se sabe adónde.

A pesar de los muchos retos y de que la batalla aún no ha terminado, las FSD han celebrado la victoria contra el EI desde el pasado sábado, y hoy lo han hecho en la ciudad de Qamishli, una de las más destacadas de Royava, tal y como denominan a la región kurda de Siria.

Numerosos miembros de las milicias que conforman las FSD han acudido a esa urbe, en el norte de Siria y que linda con Turquía, hacia la que se han dirigido en vehículos, desde los que saludaban haciendo el símbolo de la victoria con los dedos: una victoria que han podido anunciar después de cuatro años de lucha contra el EI.

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio
En vivo

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir