Gracias a movimientos anti-vacunación resurgen enfermedades

La Organización Mundial de la Salud ha calificado las "dudas sobre las vacunas" una de las 10 principales amenazas mundiales para la salud en 2019

Después de ser eliminado oficialmente en los Estados Unidos en el año 2000, el sarampión está regresando. Según la publicación de la revista norteamericana The Week, esto se debe a las bajas tasas de vacunación y la desinformación que circula en internet propagada por el movimiento anti-vacunación a nivel mundial.

Existen 17 de los 50 estados de EEUU que tienen como ley inamovible la prohibición de exención de vacunas, por razones filosóficas o personales, sin embargo, este año se han confirmado seis brotes en 10 estados que incluyen grandes ciudades como Nueva York y Washington. Al menos 159 personas han sido identificadas y ponen en riesgo a la población que no tiene defensas contra esta enfermedad.

Las vacunas juegan papel fundamental en la vida de las personas en especial en edades tempranas, ya que ayuda a prevenir que diferentes enfermedades virales se propaguen. Por ejemplo, el sarampión que es muy fácil de contagiarse puede contrarrestar con vacunas que generan una especie de inmunidad de rebaño, lo que ayuda a que no se pueda propagar la enfermedad en personas que no pueden vacunarse como los bebés, personas alérgicas e individuos con sistemas inmunológicos comprometidos.

Lea también: Estudio vincula uso de cigarrillos electrónicos con problemas cardíacos

Si es tan importante la vacunación, ¿por qué hay rechazo por un sector de la comunidad a estos procedimientos médicos?. Según The Week, si bien no hay una sola de las grandes religiones a nivel mundial que prohíba su uso, existen diferentes corrientes seguidas por personas profundamente religiosas que rechazan las vacunas porque lo ven como algo antinatural que infiere contra la voluntad de Dios.

Todo esto además nace a raíz de una publicación hecha por el médico Andrew Wakefield en la revista The Lancet en 1990, que afirmaba la existencia de un vínculo entre la vacuna contra el sarampión, las paperas y la rubéola (MMR) y el autismo en un grupo de 12 niños. El informe se retiró una vez que se descubrió que había falsificado los datos y que se le había retirado su licencia médica.

Sin embargo esta rectificación no impidió que este pensamiento se perpetuara en miles de foros, páginas web y redes sociales que distribuyen esta información falsa como hechos científicos; aun cuando hasta la fecha no hay un solo estudio que valide esta hipótesis. Tal es la repercusión en la población que aproximadamente el 2% de los infantes en EEUU nunca han sido vacunados debido a razones no médicas que dan sus acudientes.

Lea también: PDVSA se declaró en emergencia marítima por devolución de buques

 En febrero de este año un niño francés de cinco años no vacunado reintrodujo el sarampión en Costa Rica, que habría sido erradicado en 2006, demostrando que el problema no solo se vive en Norteamérica sino en otras partes del primer mundo.

 Como dato adicional la Organización Mundial de la Salud ha calificado las "dudas sobre las vacunas" como una de las 10 principales amenazas mundiales para la salud en 2019. Las principales razones de esta crisis es la falta de confianza en la vacunación, las teorías conspirativas y pensamientos religiosos.

 

 

 

Cargando