Acoso sexual

El “cuento de terror” de alias 'Lobo Feroz'

Juan Carlos Sánchez Latorre se convirtió en un depravado sexual que exportó a México sus aberraciones con niños

 Con 38 años de edad Juan Carlos Sánchez, alias el 'Lobo Feroz', es una vergüenza nacional.

 La reseña

 Nació en Barranquilla donde se graduó de tecnólogo en sistemas, profesión que uso para transformar sus aberraciones en un negocio que exportó a México.

 Su historia criminal, la que quedó registrada en los expedientes judiciales, arrancó en 2005, cuando en el departamento del Atlántico se reportaron más de 50 violaciones a menores de edad, las víctimas coincidieron en sus declaraciones, todos apuntaron a alias 'Lobo Feroz'.

Impunidad

En 2008 lo capturaron y en un hecho que sigue sin explicación, un juez lo dejó en libertad, por más de nueve años desapareció del radar de las autoridades.

 El tiempo que duró por las calles, sin orden de captura, fue el escenario de su desaforada violencia contra los niños. Como la justicia le dio espacio el ‘Lobo Feroz’ lo aprovechó.

Lea también: Corte negó petición y sí invita a embajadores de Palestina e Israel

En todo el país se reportaban casos de abuso sexual y una parte tenía su firma, así se estableció cuando los reflectores se fijaron otra vez en él, pero no por cuenta de los investigadores de Colombia.

El “negocio”

Cuando las autoridades mexicanas adelantaron un operativo contra las redes de pederastas capturaron a quien consideraron un depravado sexual alias de ‘Anthony’, socio de Juan Carlos Sánchez.

En los allanamientos le encontraron videos, fotos y un centenar de correos que compartió con un remitente en Colombia, alias el ‘Lobo Feroz’

Los dos depravados acordaron un negocio: Sánchez Latorre, señalaba las víctimas a través de fotografías en locales de videos juegos y alias ’Anthony’ seleccionaba. Los abusos eran grabados y enviados a México, a cambio le pagaban entre 100 y 400 dólares.

La caída de 'El Lobo'

Con la captura de su socio en México las investigaciones cobraron vida en Colombia. La Policía inició el rastreo de los correos y llamadas, pero el ‘Lobo Feroz’ se volvió a escapar.

Fue en 2017 cuando establecieron que Juan Carlos Sánchez estaba en Venezuela, informaron a la Policía y el primero de diciembre de ese año lo capturaron.

En ese momento arrancó otra carrera, la extradición. No fue fácil pero casi un año después se logró. En Colombia lo presentaron ante un juez, aceptó cargos y lo condenaron.

La máxima pena para el 'Lobo Feroz', 60 años de cárcel, sin ninguna clase de beneficio. Está en la cárcel Picota a la espera de su traslado al llamado ‘pabellón del terror’ en la cárcel de Valledupar donde permanecen otros violadores en serie como Luis Alfredo Garavito.

Lea también :Capturan a testaferros de 'El Negro Acacio'

 

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir