Familias le apuestan a la compra de vivienda con Leasing Habitacional

Según Asobancaria en noviembre de 2018, creció el saldo total de la cartera de operaciones de leasing habitacional, alrededor de los 16.6 billones.

El mayor anhelo de las familias es tener una vivienda propia y a través de las Entidades Bancarias o el Fondo Nacional del ahorro, pagando con crédito hipotecario o el sistema leasing habitacional, los colombianos pueden adquirir sus inmuebles en el país.

Dentro de los dos sistemas está el crédito hipotecario en el cual los bancos financian hasta el 70%, es decir que el cliente debe tener el 30 % del valor el inmueble, mientras que en las líneas de leasing por los bancos se puede financiar hasta un 85% y hasta el 100%, del valor del inmueble.

Así lo manifestó a Caracol Radio, Angélica Rios, Productor Mánager de Leasing Habitacional del BBUA, al manifestar que solo depende de las necesidades de la persona que va comprar la vivienda y el leasing, la ventaja es que se puede financiar un monto superior del valor del inmueble, mientras por las líneas tradicionales solo puede ser del 70%.

Pero ¿qué es el leasing habitacional? este es un contrato de arrendamiento  financiero, con una opción de compra, en donde la persona que va adquirir vivienda por este sistema solo tiene que pagar un 15%, de la cuota inicial del inmueble, si este es nuevo y se hace a las constructoras.

Rios manifestó, que por ese sistema un banco o compañía de financiamiento le entrega a la persona una vivienda a cambio de un pago mensual, por un periodo de tiempo que puede ir desde los cinco y hasta los 20 años y que una vez cumplido este plazo el cliente o arrendatario, decide si ejerce o no, su opción de compra.

De acuerdo con los bancos, la primera cuota del crédito del leasing habitacional no podrá superar el 30% del total de los ingresos mensuales de la persona que esté adquiriendo el inmueble, esa es la única restricción por ley de vivienda que se tiene a la hora de analizar y otorgar un crédito de leasing, pero sí tiene que pagar los impuestos.

“Lo más importante es mencionar que hasta que el cliente ejerza su posibilidad de compra del inmueble, pasa hacer propietario de la vivienda, mientras que esto no ocurra el propietario viene siendo el banco o la compañía de financiamiento”, anotó Ríos.

Adicionalmente, el cliente puede llegar a decidir si o no la opción de compra, o al final puede ceder el contrato de leasing habitacional y al recibir el contrato no va incurrir en costos de escrituración, porque sigue siendo el banco, el dueño o el titular de ese inmueble.

En cuanto a las tasas de interés, las tasas de la línea de leasing están por debajo de las líneas hipotecarias tradicionales, es decir por debajo del 12%.

Los colombianos antes no compraban vivienda por leasing habitacional, porque por tradición los ciudadanos prefieren los créditos hipotecarios, pero según los bancos como el BBUVA, esta tendencia ha estado cambiando.

Así lo demostró la última información que Asobancaria le compartió a los bancos en el mes de noviembre de 2018, que mostró el saldo total de la cartera de operaciones de leasing habitacional, alrededor de los 16.6 billones de pesos, si se compara esa cifra con diciembre de 2917, ese saldo estaba en 14.7 billones de pesos. Pero en el 2013, el saldo de esa cartera era de 6.5 billones de pesos.

A hora veamos qué pasa con el Fondo Nacional del Ahorro en donde el afiliado que adquiera crédito hipotecario con esta entidad, puede solicitarlo en UVR o en pesos, con amplios plazos de financiamiento hasta 30 años.

También el afiliado puede presentar su solicitud de crédito conjunto, es decir padres, hijos, cónyuge, hermanos y hermanas.

Se pueden sumar los ingresos del cónyuge o compañero permanente del afiliado para aumentar el monto del crédito, sin necesidad de que este último afiliado al Fondo.

Otra ventaja, es que tienen acceso a los seguros de vida, desempleo, créditos por cesantías y seguro de incendio. Con crédito de UVR, se cubre hasta 12 cuotas de crédito de vivienda, si el afiliado se queda sin empleo.

El Leasing habitacional el Fondo se denomina “Ahorra Tu arriendo para todos”, es el Leasing habitacional diseñado para los colombianos que quieran convertirse en propietarios y que tengan sus cesantías en el fondo.

Con esta modalidad los afiliados pueden financiar hasta el 100% del valor de la vivienda nueva y hasta el 95% de la usada.

Dentro de los beneficios de esta modalidad está: un plazo a 30 años para cancelar los cánones fijados. Pasado ese tiempo la persona podrá ejercer su opción de compra para ser el titular del inmueble.

En el Fondo este sistema se divide en tres tipos: Ahorra Tu arriendo con ingresos hasta de 2 Salarios Mínimos Mensuales Legales, en el que la persona puede financiar hasta el 90% de su vivienda bajo el sistema de UVR, además de aplicar a un subsidio familiar de vivienda hasta de hasta 30 Salarios Mínimos y subsidios a la tasa de interés del 5%.

Por su parte las personas con ingresos entre 2 a 6 salarios pueden financiar el 100% de su vivienda nueva y hasta el 95% de su vivienda usada en plazos hasta 30 años en UVR.

También los afiliados que demuestren ingresos superiores a los 6 Salarios Mínimos, pueden financiar hasta el 95% de su vivienda nueva y el 90% si es usada, siempre y cuando esté ubicada en propiedad horizontal y su construcción supere los 5 años.

La personas que compre vivienda por leasing con el Fondo tienen que pagar impuestos? Sí los gastos de impuestos corren por cuenta del comprador, es decir del afiliado que tiene “Ahorra Tu arriendo”.

Hay que señalar que por reglamento el Fondo puede desembolsar lo máximo equivalente a 1.500 Salarios Mínimos Legales Vigentes.

Cargando