El comunicado de la "discordia" en la Fiscalía

Dos solicitudes de rectificación llegaron al ente acusador por cuenta de un comunicado de prensa.

Una imputación de cargos que tuvo amplia difusión en los medios de comunicación dejó como involucrados a ex directivos de la ETB y empresas contratistas. 

A través de un comunicado de prensa la Fiscalía informó que la defraudación al Estado por supuestas irregularidades en la construcción del llamado Data Center de la Empresa de Teléfonos de Bogotá, llegó a los 45.000 millones de pesos. 

La falla 

Los involucrados, ex directivos de la ETB y los contratistas, insisten que mucha de la información que expuso la Fiscalía fue mezclada y a todos los vincula en un hecho común, cuando la realidad es otra. 

La defensa de Pablo Antonio Gómez, entonces vicepresidente de estrategia y desarrollo de la ETB, radicó una solicitud de rectificación a la Fiscalía por lo que consideran graves errores en el comunicado de prensa. 

Insisten que en 2013, su cliente no hizo parte de la ETB y la Fiscalía dejó ese año como el inicio de las presuntas irregularidades. 

Además aseguran, en la solicitud de rectificación, que el monto imputado no es igual al mencionado en el comunicado de prensa. 

"La contratación a que hizo referencia la fiscalía en el desarrollo de la audiencia de imputación comprendió la firma de un contrato de consultoría por valor aproximado de 1.200 millones de pesos, los demás contratos mencionados en el enlace no fueron suscritos por nuestro representado". 

Más errores 

Otro de los mencionados en el comunicado de la Fiscalía también reprochó los señalamientos. 

La empresa Compufácil expidió un documento para explicar que las afirmaciones de la Fiscalía no estaban a ajustadas a la realidad. 

Según la empresa, ellos no tienen ningún vínculo con las personas encargadas de la construcción del Data Center. Dicen que sólo firmaron un contrato con la ETB para el suministro de los equipos que serían utilizados en ese proyecto y así lo cumplieron. 

"Compufácil adquirió todos los equipos tecnológicos en el mes de octubre de 2015, tal y como consta en las órdenes de compra correspondientes, con posterioridad a la suscripción del contrato". 

Incluso aseguran que tras entregar todos los equipos y almacenarlos en una bodega dispuesta por la ETB, no recibieron la totalidad de los pagos y eso les causó un perjuicio económico. 

"El incumplimiento en la entrega del Data Center le ha ocasionado un perjuicio económico a Compufácil, puesto que tuvo que desembolsar a los proveedores de los bienes más de veinte mil millones de pesos, recibiendo solamente por parte de la ETB la suma de ocho mil millones de pesos". 

Con las solicitudes de las partes la Fiscalía evalúa dónde y quién incurrió en los errores, si los hubo, para tomar las determinaciones del caso. 

Cargando