Francia suspende por seis meses aumento a los combustibles

La medida había generado movilizaciones y violentas protestas en el país.

Después de semanas de alta tensión, de protestas de los llamados “chalecos amarillos” en todo el país y de movilizaciones que se convirtieron en disturbios en los principales sitios de París, el gobierno de Francia decidió dar marcha atrás al alza de los impuestos a los combustibles que estaba programada para el 1 de enero. 

Así lo anunció el primer ministro Edouard Philippe, quien en las últimas horas se reunió con líderes de ese movimiento y con dirigentes de los partidos políticos para buscar soluciones a las manifestaciones que generaron una de las mayores crisis del gobierno de Emmanuel Macron.

En una declaración televisada señaló que los aumentos serán suspendidos por seis meses como una forma de contener las manifestaciones de los chalecos amarillos, quienes se preparaban para una nueva jornada el próximo fin de semana.

"Esta cólera, que viene de lejos y durante mucho tiempo ha estado muda, hoy se expresa con fuerza y de forma colectiva. Habría que estar sordo y ciego para no verla y escucharla", afirmó Philippe.

Los manifestantes además pedían una reducción general de los impuestos, el aumento de las pensiones y que se restaure el impuesto al patrimonio de los más ricos.

Cargando