"Una nueva historia comienza ahora": Kim Jong Un

¿Qué significa este encuentro para la península y para el mundo?

Con una guardia de honor fue recibido el líder de Corea del Norte, Kim Jong Un, en la zona desmilitarizada de Corea del Sur en donde llevan a cabo una cumbre histórica y que es apenas el tercer encuentro entre los líderes de esos dos países desde la Guerra de Corea en 1953.

De esa forma Kim Jong Un se convirtió se convirtió en el primer dirigente norcoreano en pisar territorio del sur en 65 años, creando un registro histórico y la posbilidad de empezar una nueva etapa en sus relaciones casi inexistentes.

A las 7:30 de la noche se encontró con el presidente surcoreano Moon Jae-in y juntos recorrieron la zona limítrofe. Posteriormente recorrieron un trayecto hasta el llamado edificio de la paz en donde se saludaron las delegaciones compuestas por diplomáticos y altos mandos militares.

Ahora se encuentran en el recinto en donde llevarán a cabo la cumbre en privado y donde se espera que hablen sobre desmantelamiento del arsenal nuclear y lleven a cabo acercamientos que permitan conversaciones de paz y desnuclearización en la península.

La que está en marcha, es la tercera cumbre intercoreana luego de los encuentros que sostuvieron sus líderes en Pyongyang en los años 2000 y 2007. En esos estuvo presente el padre de Kim Jong Un, Kin Jong- Il , que para ese momento era el líder de Corea del Norte.

En ese lugar firmaron el acta de visitas que quedará para la historia, al igual que la foto entre los dos mandatarios. Esta será similar a las del norcoreano Kim Jong-il con otros líderes surcoreanos.

"Una nueva historia comienza ahora": Kim Jong Un, se puede leer en el libro de visitas firmado por los dos líderes. 

En la zona desmilitarizada de Corea se encuentran más de 2.000 periodistas de todo el mundo que esperarán durante algunas horas mientras se llevan a cabo las reuniones entre los más altos niveles de cada país. Más tarde se espera una declaración con los resultados de las reuniones.

Sin embargo esta vez tiene un tono especial por los caminos a los que puede conducir, por algunas disposiciones que ha mostrado Corea del Norte y la insistencia de la comunidad internacional en llevar a cabo acciones sobre armamento.

Luego de estar al límite de un ataque hace cerca de cuatro meses, ahora hay acercamientos, se espera que el desmantelamiento de las armas nucleares esté en el centro de la agenda y se mantengan los diálogos para una posible paz.

Aunque declararon un armisticio, Corea del Norte y Corea del Sur nunca firmaron u acuerdo de paz, lo que significa que su guerra sigue vigente. Es por eso que mantienen relaciones limitadas al aspecto militar y que entre sus dirigentes existe tensión

La canciller surcoreana, Kang Kyung-wha, destacó los momentos que están viviendo y aseguró que se debe en buena parte al presidente de Estados Unidos, Donald Trump. “El crédito es para él, pues ha tenido la determinación para llevar a cabo negociaciones desde el primer día”, aseguró en CNN.

Analistas aseguran que alcanzar acuerdos no es fácil pero ven con esperanza este paso mientras la OTAN llamó a mantener la presión.

AP

Cargando