Barra brava del fútbol dejó a un lado las banderas y se dedicó a entregar regalos

Fanáticos del Deportivo Cali llegaron al centro de Bogotá para llevar un momento de alegría a niños de escasos recursos.

El barrio La Favorita es un sector en el centro de Bogotá, que se ubica entre el Bronx y el Santa Fe en la localidad de Los Mártires.

Una zona que después de la intervención del alcalde Enrique Peñalosa, se llenó de habitantes de la calle, se afectó el comercio, la seguridad y el bienestar de la comunidad.

Así lo dijo Martín Dedilson Romero Granados, habitante de la zona y vocero de Legión Bogotá, una de las barras bravas del Deportivo Cali con más presencia e integrantes en la capital del país.

Este grupo de fanáticos del fútbol, decidió dejar a un lado las banderas, las arengas, incluso la pasión por su equipo y se dedicó a llevar un momento de alegría a más de 100 niños de escasos recursos de La Favorita que reunió el padre, Jairo Sterling Rivera en la iglesia La Sagrada Pasión, donde estuvo Caracol Radio.

“Somos una legión del Frente Radical y esto lo venimos haciendo hace varios años. Lo decidimos hacer por iniciativa propia y por mostrar otra cara frente a la estigmatización que la gente tiene acerca de las barras bravas”, declaró Romero.

Dahiana, una menor de 11 años, agradeció el detalle y consideró “chévere” el momento, que se llevó a cabo en la iglesia donde “hay artos niños que vienen a rezar, otros por integración, porque quieren y no obligados”.

Este grupo de jóvenes invitó a otras barras del fútbol, sin importar el equipo, a que se sumen, para llevar regalos a niños vulnerables en esta temporada de diciembre y de paso, a convertirse un ejemplo de convivencia, de paz y reconciliación.

Cargando