Emiten orden de captura contra Francisco Ricaurte

La Comisión de Acusación decidió que el exmagistrado no es aforado por el escándalo de corrupción.

La Fiscalía General de la Nación emitió esta noche, después de las 7:20, orden de captura contra el expresidente de la Corte Suprema de Justicia Francisco José Ricaurte, quien hora y media antes se presentó en el búnker de esa entidad, tras una tarde en la que una confusa sucesión de hechos lo dio primero por capturado y luego por entregado. 

Todo empezó pasadas las dos de la tarde, cuando un agente del CTI de la Fiscalía filtró un rumor sobre la expedición en un juzgado de una boleta de captura contra el exmagistrado. 

Minutos después el propio abogado de Ricaurte, Álvaro Cruz, les respondió a periodistas y les dijo que junto al expresidente de la Corte se dirigirían a la Fiscalía para presentarse antes las autoridades. 

Pero pasaron las horas y no había claridad ni de que se hubiera producido una captura ni de que hubiera una entrega voluntaria. 

A las 6:10 minutos, de la Fiscalía General de la Nación se conoció otra historia: que aún no había una orden de captura en contra de Ricaurte. Cuando se pensaba que se trataba de un error periodístico de falsa noticia, el exmagistrado apareció en el búnker, sede central del ente de investigación, en lo que sería una entrega voluntaria. 

Fue entonces cuando empezó a pensarse que quizá el propio Ricaurte estaría manipulando para que ocurriera una captura. Consultado por Caracol Radio sobre lo extraño de la situación, el abogado penalista Francisco Bernate esbozó una posibilidad: “Uno de los eventos por los que se puede solicitar una medida de aseguramiento es cuando un procesado no se presenta luego de ser requerido, en este caso, el exmagistrado puede decir que ante el simple rumor de una orden de captura se entregó, lo que de entrada le reportaría beneficios”. 

Sin embargo, pocos minutos después la Fiscalía confirmó que, ahora sí, libraba la orden de captura contra Francisco Ricaurte. 

Proceso por la justicia ordinaria 

Mientras ocurría el confuso episodio con la Fiscalía, la Comisión de Acusación de la Cámara de Representantes anunció que el exmagistrado Ricaurte no tiene condición de aforado constitucional en el proceso que se lleva en su contra por el escándalo de corrupción a la justicia; por esta razón compulsó copias a la Fiscalía para que su caso sea llevado por la justicia ordinaria. 

“La Comisión ha decidido hacer ruptura procesal con ocasión del proceso del senador Musa Besaile y compulsar copias para que sea investigado y juzgado por la justicia ordinaria”, señaló el representante Edward Rodríguez. 

Por qué es investigado 

Ricaurte tiene dos procesos en curso por el escándalo de corrupción en la Corte Suprema. Los desarrollos de cada uno dependerán de si las conductas posiblemente delictivas fueron cometidas durante su ejercicio como magistrado de la Corte o después, como particular. 

Se le investiga por los delitos de cohecho, peculado, tráfico de influencias y enriquecimiento ilícito, debido a declaraciones según las cuales hizo exigencias de dinero a implicados en casos de corrupción y parapolítica, para favorecerlos y anticipar decisiones, incluso evitar capturas. 

Tras legalizarse la captura, Ricaurte vivirá lo que cualquier otro colombiano en su situación: en las celdas de paso será reseñado, se le harán exámenes médicos y una valoración sicológica, todo previo a la imputación de cargos. 

¿Por qué la Fiscalía solicitó la captura? 

El escándalo de corrupción en la Corte Suprema de Justicia tiene dos escenarios: los aforados, tres ex presidentes de ese alto tribunal y tres congresistas; el otro, los abogados que sirvieron de intermediarios. 

Ricaurte comparte dos espacios, según la Fiscalía, porque conductas al parecer delictivas las habría cometido mientras fue magistrado y las habría mantenido cuando salió de la Corte Suprema. 

La segunda faceta del ex magistrado, como abogado particular, es competencia de la Fiscalía y no de la Comisión de Acusaciones de la Cámara, como lo dijo hoy esa célula del Congreso y donde ya entregó declaraciones. De ahí nace la posibilidad de solicitar la orden que convierte a Ricaurte en el primer ex presidente de la Corte en resultar capturado. 

Cuándo arrancó el enredo 

El 15 de agosto y luego de conocer las conversaciones entre el ex gobernador de Córdoba Alejandro Lyons y el abogado Leonardo Pinilla, alias Porcino, interceptadas por la DEA, con la evidencia de los favores judiciales a cambio de millonarios pagos, la Fiscalía solicitó a la Corte Suprema y la Comisión de Acusación iniciar las investigaciones. 

En la Fiscalía también se ordenó una investigación a quienes no gozaban de ese fuero, los abogados Luis Ignacio Lyons y Camilo Tarquino, también expresidente de la Corte. A ellos sumó Francisco Ricaurte, después de conocer declaraciones que lo ubicaron en las exigencias de dinero cuando ya estaba fuera de la Corte. 

La Comisión de Acusaciones inició una indagación preliminar que se ahogó con el cúmulo de evidencias ahora en poder de la Fiscalía y que soportarán la imputación de cargos.

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir