Colombia al Rojo - Historias de Francisco Argüello

El violador en serie que usaba brebajes para abusar de sus víctimas

Efraín Gaitán fumaba dentro de las casas de las víctimas para dormirlas y después abusaba de ellas. Además, se untaba brebajes en su cuerpo como somníferos.

A las 4:00 de la mañana del lunes pasado, Efraín Gaitán, de 30 años, ingresó hasta la vivienda del comerciante Javier Andrés (nombre cambiado), ubicada en el barrio Los Libertadores de Puerto Inírida. Lo hizo con sigilo saltando las tapias, sin que nadie lo observara.

Adentro dormían, mientras Efraín, en bóxer- había dejado su ropa una cuadra antes-se movió por la sala de la vivienda hasta ingresar al cuarto de una joven de 16 años, a quien abusó sexualmente. “Cuando mi hija se despertó, me dice que vio a este hombre encima de ella, cogiéndole las manos a la fuerza y acercándole un cuchillo al cuello. Lamentablemente abusó de ella”, relata el padre.

La víctima no podía gritar. Si lo hacía matarían a su hermano. En el forcejeo, el hombre la sacó de su cuarto con el cuchillo en el cuello y le exigía que le diera las llaves para escapar por la puerta principal hacia la calle. “Él le repetía varias veces que hasta ese día viviría”, relata el desconsolado padre, quien al percatarse de lo que ocurría en su casa no actúo como usualmente lo hubiera hecho. “Estaba como dormido, no era yo, actuaba de forma muy pasiva y después de unas horas reaccioné”, relata.

En el Hospital de Puerto Inírida confirmaron la violación. “Este hombre dejó en la casa unos cigarrillos porque alcanzó a fumar dentro de la vivienda y parece que estaban rezados. No sé qué se untó en el cuerpo, pero ni los perros lo detectaron. Ni siquiera latieron. No sé qué somnífero era, pero uno se duerme…”.

El coronel Mauricio Báez, comandante de la Policía Guainía, confirmó la noticia a Caracol Radio. Y agregó que Efraín Gaitán fue capturado en la tarde de este jueves en Emaús, centro poblado de Puerto Inírida, cuando salía de una vivienda donde se había robado la ropa de una mujer y elementos de un recién nacido.

“Estamos estableciendo qué sustancia utilizaba, un brebaje que se untaba este hombre en el cuerpo para dormir a las víctimas y así proceder a ingresar a las viviendas. Él, entraba a los domicilios con un aceite en su cuerpo, al parecer de origen vegetal”, explicó Báez.

El oficial de la Policía relató que este hombre entraba a las viviendas entre la 1:00 a.m. y 3:00 a.m. “Las 4:00 de la mañana es muy tarde para él, por eso lo hacía antes, dejaba su ropa una cuadra antes de cada casa, ingresaba a las viviendas, dormía a las personas y hacía su cometido”.

La Policía busca a más víctimas de este abusador sexual, que además era buscado por la Justicia por hurto. Cuatro mujeres lo han reconocido y se cree habría más víctimas.

La Policía Nacional entregará detalles de este hombre en las próximas horas.

Policía Nacional

Cargando